Publicidad
ROBERTO ARRIBAS / SEGOVIA

El nopal, también conocido como chumbera, es una planta perteneciente a la familia de los cactus que suele crecer en zonas desérticas y que es muy abundante en algunas regiones de México. Recientemente, empresarios y productores locales del país azteca han descubierto una nueva utilidad a este tipo de cactus. Han conseguido crear una piel sintética, que se asemeja mucho al cuero animal, conocida ya como el ‘cuero de cactus’. Este es el innovador material con el que se van a fabricar las billeteras y monederos en Tumbao, una joven empresa ideada en Segovia por cuatro estudiantes de IE University que próximamente operará en el mercado con estos singulares productos ecológicos. Ahora lanzan una campaña de micro-mecenazgo a través de la plataforma Kickstarte para impulsar su proyecto y hacerlo realidad.

Tumbao es un proyecto joven y tremendamente innovador. Y es que con la utilización del llamado ‘biocuero de cactus‘ para sus productos, los emprendedores de IE aspiran a contribuir “con su granito de arena” a cambiar la dinámica del mundo de la moda, a día de hoy la segunda industria más contaminante del planeta.

Tumbao es fruto del talento de los estudiantes del grado en Diseño en IE University Federica Caso, Nicholas Saye y María José Heshiki, junto con el estudiante de Derecho y Relaciones Internacionales Ecab Amor. Estamos ante una empresa de marcado carácter internacional: sus fundadores suman hasta nueve nacionalidades (México, Estados Unidos, Venezuela, Italia, Rusia, Reino Unido, España, Perú y Japón).

Usarán la piel sintética y ecológica procedente del nopal para fabricar elegantes carteras, billeteras y monederos a un precio asequible para el consumidor. El objetivo es ofrecer un producto de alta calidad con una larga vida útil y que, además, sea sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Y es que, aseguran, que no quieren desarrollar su empresa a cualquier precio.

Compromiso ético

Desde que se gestó la idea, los fundadores de Tumbao tenían claro que debían aplicar sus propios valores personales a su empresa. Están convencidos de que es posible colocar sus productos en el mercado sin que para ello haya que renunciar a principios éticos como la defensa de los derechos de los animales o la protección del planeta. “Lo que nos diferencia de otras empresas es somos muy respetuosos con el entorno natural en cada etapa de la producción. Tumbao brinda a los consumidores una forma elegante y asequible de hacer posible una transición a un estilo de vida más sostenible”, afirma Ecab Amor.

El sello distintivo de Tumbao reside en el material con el que se fabrican sus productos: el biocuero de cactus mexicano, hecho a base de nopal, una planta abundante que no necesita de riego. Una vez que se cosechan las hojas maduras de nopal, éstas se secan al sol durante tres días hasta que alcanzan los niveles de humedad necesarios. Después, esta materia prima se procesa para lograr una piel sintética de alta durabilidad y muy competitiva en comparación con el cuero tradicional. “Nuestro cuero biológico es altamente sostenible; nos permite ofrecer un producto que se parece mucho al cuero de los animales, con un diseño elegante y de alta calidad”, explican desde la empresa.

Aunque Tumbao está gestionada desde España, cuenta actualmente con un socio de producción en México, en concreto, en la zona de Guadalajara, la ciudad más grande del estado mexicano de Jalisco, “donde estamos trabajando con una pequeña empresa familiar, dirigida por un maestro artesano”. De allí, saldrán las billeteras y monederos de biocuero de cactus. “México nos aporta una inmensidad de recursos para trabajar, no solo obtenemos la materia prima, sino que también encontramos la inspiración de nuestros diseños, que intentan captar la vitalidad de la cultura mexicana”, explica Ecab Amor, natural de México, que subraya que “incluso algunos fundadores de Tumbao recorrieron el país azteca para conocer a las comunidades indígenas y a los productores de nopal; también investigaron la mejor manera de afrontar la fabricación de un producto con las más altas exigencias de calidad”.

Ahora mismo, Tumbao necesita un impulso financiero para hacer operativa la empresa. En este sentido, van a lanzar una campaña de micro-mecenazgo a través de la plataforma Kickstarter para recabar fondos y conseguir inversores que hagan posible este proyecto. Aquel que se una a Tumbao hace suyos también los valores éticos que sustentan a esta joven empresa ideada por estudiantes de IE University, que no son otros que “una decidida apuesta por un mundo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente”. De momento, sus fundadores anuncian un importante lanzamiento el próximo 22 de septiembre. Será el pistoletazo de salida de una joven empresa ideada en las aulas del campus de IE University en Segovia. Asimismo, se puede seguir la evolución del proyecto en las cuentas oficiales de Tumbao, en Instagram (@tumbaobrand) y en Facebook (Tumbao).