Bicicla Marcha Bicicleta KAM9437
Cerca de un centenar de personas se sumaron a la marcha que recorrió la nueva infraestructura ciclista. / KAMARERO

El proyecto del carril bici está recibiendo opiniones para todos los gustos. Mientras que algunas asociaciones de vecinos y formaciones políticas enfatizan sus defectos, sus defensores y usuarios tratan de poner de manifiesto su valor, y así lo hizo ayer el colectivo ‘Bicicla’, con la organización de un recorrido por la primera fase de la nueva infraestructura, para evaluar y estudiar posibles mejoras en el trazado. Los ciclistas señalaron la necesidad de eliminar algunas plazas de aparcamiento de la calle Blanca de Silos y de perfeccionar la señalización del tramo contrasentido y sentido de esta vía para “mejorar su seguridad” y aumentar el espacio del que disponen. Además, consideran que se ha de indicar por dónde deben circular las bicicletas en la rotonda situada en las proximidades de la carretera de San Rafael, que “es peligrosa para cualquier vehículo por todas las salidas que tiene”, tal y como aseguran desde la entidad.

En torno a las 11:30 horas, cerca de un centenar de personas se dieron cita a los pies del Acueducto para dar comienzo a una marcha ciclista cuyo objetivo era comprobar “la seguridad que da un carril defendido con bolardos, sobre todo en cuesta”, según el portavoz del colectivo ‘Bicicla’, Roberto Segovia. A la ruta, que concluyó con una paella popular a las 14:00 horas en el local de ‘Envía en Bici’, asistieron algunos concejales del Ayuntamiento de Segovia.

Puntos “conflictivos”

Los ciclistas pudieron cerciorarse de cuáles son los puntos “más peligrosos” del carril bici. Uno de los tramos más polémicos se sitúa en la calle Blanca de Silos, del barrio de Santa Eulalia, donde bicicletas y otros vehículos de movilidad personal circulan en dirección contraria al resto, algo que “parece peligroso” pero “no lo es porque facilita que se les pueda ver”, de acuerdo con Segovia, quien asegura que “hay espacio de sobra” para el paso de todos. “Los coches están acostumbrados a ir por el centro del carril, pero tienen que echarse un poco a la derecha”, explica.

De igual forma, la asociación garantiza que en el proyecto Carril City que transcurre por el barrio de Santa Eulalia no hay tres puntos negros en cuanto a la seguridad vial -uno de ellos es la calle Blanca de Silos-, como afirma la Asociación de Vecinos, sino que se trata de “puntos más conflictivos” en los que se debe extremar la precaución.

Por el contrario, ‘Bicicla’ sostiene que el carril bici de la Avenida de la Constitución “no tiene ninguna pega, es perfecto”, pese a la oposición de muchos vecinos de la zona, tras la eliminación de varias plazas de aparcamiento.

Objeto de debate

Una de las cuestiones que más rechazo provoca es la supresión de plazas de aparcamiento que conlleva la infraestructura ciclista. ‘Bicicla’ recuerda que el objetivo del carril bici es que “con el tiempo, la gente deje de usar el coche o lo use menos”, algo que creen que podría incentivar el elevado precio actual de la gasolina. El colectivo confía, además, en que esto no perjudicará al pequeño comercio, como denuncian algunos sectores de la población.

“Lo que hacen falta son críticas constructivas, no mociones como plantean otros”, declara Segovia, en alusión a la moción presentada por el Grupo del Partido Popular sobre la supresión del carril bici, que se debatirá en el pleno municipal ordinario de mañana.

El Ayuntamiento ya ha iniciado el procedimiento para licitar las obras de la Fase II del proyecto de construcción de itinerarios ciclistas en la ciudad. Por ello, ‘Bicicla’ espera que Segovia se adapte a unos cambios que “han venido para quedarse”.