Ortigosa Fabrica Bezoya Visita Juan Vicente Herrera KAM5350
Planta de Bezoya de Ortigosa del Monte. / E.A.

Bezoya, la marca de agua mineral natural de Pascual, continúa impulsando la producción sostenible en el sector y reduciendo su huella de carbono. La marca ha anunciado que alcanzará, en todo su proceso de envasado, la neutralidad en carbono en el año 2022, reduciendo al máximo todas sus emisiones y compensando aquellas que la tecnología actual no permita reducir. Además, Bezoya cerró 2021 cumpliendo uno de los objetivos clave de su programa ‘Compromiso Bezoya’: utilizar solamente plástico reciclado para sus botellas, que ya se componen exclusivamente de plástico rPET. Es decir, las botellas de Bezoya están hechas de otras botellas.

Bezoya reutilizó en 2021 alrededor de 7.000 toneladas de plástico, lo que equivale a unos 280 millones de botellas de agua de 1,5 litros. Gracias a su estrategia de circularidad, la marca evitó en 2021 la emisión de 26,2 millones de kilogramos de CO2 a la atmósfera, el equivalente al combustible empleado por más de 12.682 coches estándar diésel durante un año o el consumo eléctrico usado por 25.900 hogares españoles.

Ahora Bezoya, que pretende seguir dando lo mejor implementando los más estrictos criterios de sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor, desde los entornos de origen del agua hasta la recogida y recuperación de los envases, anuncia la neutralidad en carbono para 2022. Esta neutralidad se consigue cuando se emite la misma cantidad de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera de la que se retira por distintas vías, lo que deja un balance cero, también denominado neutralidad en carbono.

Para ello, en 2022 Bezoya reducirá y compensará sus emisiones de alcance 1 (emisiones directas generadas por el consumo de combustibles y de las recargas de refrigerantes) y de alcance 2 (emisiones indirectas procedentes de la electricidad comprada y utilizada en las plantas de envasado), logrando que este año sea el primero neutro en carbono para la marca.

Unas emisiones que, además, Bezoya registra en la Oficina Española de Cambio Climático (OECC) desde 2013, una certificación independiente que avala sus cifras. Además, en el marco de su compromiso medioambiental, la marca de agua mineral natural de Pascual también ha conseguido utilizar energía eléctrica de generación 100% renovable y ha obtenido distintos certificados medioambientales.