Fachada del Ayuntamiento de Segovia. / Nerea Llorente
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia ha puesto en marcha una serie de medidas económicas destinadas a paliar los efectos ocasionados por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Medidas para reactivar la economía local en el marco de sus competencias y posibilidades.

Así, durante el periodo que dure el estado de alarma decretado por el Gobierno de España se suprimirá el pago de la Tasa por ocupación a las terrazas de bares y restaurantes, puestos callejeros, mercados al aire libre, quioscos y carga y descarga cuya actividad esté obligada a no ejercerse.

En aquellas tasas en las que ya se hubiera procedido a generar la liquidación anual o de temporada, se realizará un prorrateo de los días en los que no se va a poder llevar a cabo la utilización del dominio público, con el fin de proceder a la devolución de la tasa, si se ha ingresado, o generar una nueva para su regularización.

Se suprimirán todos los precios públicos de las actividades que no se pueden realizar.

El Consistorio suspenderá el cobro del alquiler de las viviendas municipales y el canon o arrendamiento correspondiente a los locales comerciales y oficinas –Vivero Arias Dávila, restaurante Ingenio Chico…–. En ambos casos establecerá requisitos y criterios para que se suprima la obligación del pago para los afectados económicamente por el Covid-19.

En cuanto a los tributos municipales y como ya se anunció, se modifica el calendario del contribuyente ampliando un mes el plazo del periodo voluntario para el pago de los tributos correspondientes al primer cuatrimestre de 2020, periodo que finalizará el 15 de mayo.

Además, se darán facilidades y flexibilizará el fraccionamiento y aplazamiento del pago de los tributos.

Se estudiará facilitar la supresión del pago de la tasa de recogida de basuras para los negocios y empresas obligados a cerrar por la pandemia.

En el capítulo de compromisos financieros del Ayuntamiento, se agilizará el pago a proveedores para no deteriorar su liquidez y se ejecutarán de manera elevada las inversiones previstas en los presupuestos municipales de este ejercicio para que la contratación pública sirva como palanca de activación de sectores económicos locales tan importantes como la construcción, la industria y los servicios.

Se pondrá en marcha la Oficina de Buen Comercio para impulsar y promocionar el comercio local. También se creará un servicio de información y asesoramiento global sobre las pautas de actuación en materia empresarial como consecuencia de la lucha contra el Covid-19.

Así mismo, se incrementará la dotación económica del programa Segovia Emprende, destinado a ayudar a proyectos de autoempleo y empresas de reciente creación, y se intensificará la propuesta formativa online, una formación práctica y de calidad que ya viene ofreciendo la concejalía de Desarrollo Económico y Empleo.

Se desarrollará un plan para la reactivación del turismo, uno de los sectores más importantes para la economía de la ciudad y se apoyará la artesanía local.

Por último, el Ayuntamiento de Segovia utilizará el Fondo de Contingencia, dotado con 627.000 euros, para poner en marcha medidas de apoyo a las personas, los trabajadores, los autónomos y las PYMES más vulnerables, en un intento por paliar los efectos negativos de la pandemia en la sociedad y de reactivar la economía local.

El Consistorio ha querido agradecer la implicación de los agentes sociales –empresarios y sindicatos– con los que mantendrá una próxima reunión para concretar alguna de las medidas propuestas y la incorporación de otras.