La alcaldesa Clara Luquero entrega el titulo de 'Hijo adaptivo de la Ciudad de Segovia' al empresario Van Malderen. / EL ADELANTADO
Publicidad
GONZALO AYUSO / SEGOVIA

Se le veía feliz a Bart Van Malderen en patio de la Casa de Abraham Seneor, al mediodía, y en el Restaurante Villena, por la tarde, a pesar de las dificultades de un viaje complicado por las restricciones derivadas de la pandemia. Ha querido este empresario, al que en el sector de las industrias celulosas han bautizado como el “rey del pañal flamenco”, estar personalmente en Segovia para recoger dos relevantes reconocimientos, el de Hijo Adoptivo y el de Empresario del Año, aunque ha quedado constancia de la confianza que ha depositado desde hace años en Miguel Ángel González, cabeza visible en la provincia de su grupo industrial, Drylock.

La de hoy ha sido una jornada de agradecimientos unánimes, por la abundancia y calidad de quienes se han sumado a ellos, empezando por la Federación Empresarial Segoviana (FES) y la corporación municipal.

En un espacio municipal, el patio de la Casa de Abraham Seneor, ha sido donde Van Malderen recibió de manos de la alcaldesa Clara Luquero el pergamino que le acredita como Hijo Adoptivo de la ciudad, distinción que le otorgó en el último pleno el Ayuntamiento de Segovia a propuesta de la FES por la apuesta decidida de generar riqueza y puestos de trabajo a través de la que ha sido hasta el momento la mayor inversión en la industria de la provincia.

La regidora segoviana no ha ahorrado elogios hacia este empresario belga y ha recordado en su intervención que “Segovia es cultura, es arte, es patrimonio histórico, es historia… Pero Segovia también quiere ser presente y futuro. Y a este deseo de prosperidad, se le une que también es una ciudad agradecida, es una tierra noble, un pueblo de valores y principios”.

Hizo un breve repaso a la biografía de Van Malderen, desde que su padre, Paul, fundó en los años 70 del siglo pasado una pequeña empresa de pañales en un garaje, la misma en la que el homenajeado comenzó a trabajar sin descanso en 1986 hasta convertirla en una potente multinacional del sector de absorbentes higiénicos. En los años 90 aterrizó con Ontex en la provincia, a través de la adquisición de la antigua fábrica Fibras Sanitarias y, poco a poco, fue generando empleo y consolidando su vínculo empresarial con este territorio. Años después, en 2011, creó el Grupo Drylock y fruto de su expansión internacional nació Drylock Technologies en el polígono de Hontoria de la capital segoviana.

La alcaldesa ha destacado que la llegada de la multinacional a la ciudad “ha permitido una diversificación de nuestro sector empresarial, así como la generación de empleo sostenible con un impacto, sin duda, positivo en el desarrollo económico de Segovia… ¡Gracias, Bart! por elegir Segovia, por apostar por esta tierra…”.

Segoviano “de facto”

Por su parte, el presidente de la FES, Andrés Ortega, ha recalcado por la tarde en el jardín de Restaurante Villena la relevante inversión de Drylock en Segovia y ha afirmado que es “un honor” contar tanto en la estructura de la Federación como en la red productiva de Segovia con un proyecto de estas características.

“Hace unas semanas me preguntaban cómo era eso de nombrar Empresario Segoviano del Año a un empresario de Flandes, y respondí … que para FES, y para mí personalmente, alguien que invierte en Segovia, que cree en Segovia, que genera riqueza para nuestro territorio y empleo para nuestra gente es un segoviano de facto. Y es que como los de Bilbao, los segovianos también nacemos donde queremos”.

El responsable de la patronal provincial ha agradecido especialmente tanto a Van Malderen como a Miguel Ángel González, “el alma del proyecto en Segovia”, planes de futuro que apuntan hacia un crecimiento progresivo tanto en inversión como en facturación y empleo, “y eso en estos tiempos es una excelente noticia”.

Espera la FES que sirva “de punta de lanza” para revitalizar la economía provincial y avanzar en la diversificación del tejido productivo con un mayor peso del sector industrial.

Responsabilidad

El empresario flamenco ha asegurado estar muy agradecido y emocionado, “por considerarme uno de los suyos”, lo que “acrecienta mi responsabilidad”.

Ha explicado que es belga de nacimiento y que siente orgullo por su territorio, Flandes, pero ha añadido que “uno no elige la ciudad en la que nace y sí los lugares a los que su vida queda ligada para siempre. Segovia es ese lugar especial, que comenzó a formar parte de mi vida hace casi treinta años”.

Confiesa Van Malderen que le apasiona la historia de Segovia, llena de relaciones históricas –antiguas y más recientes– con su país. Así, al hablar de la fabricación en Drylock de productos absorbentes de nueva generación, con tecnología propia y muy avanzada, ha hecho una comparación entre “estos paños del siglo XXI que sellan la relación entre Flandes y Segovia como hace siglos lo hicieron las industrias pañeras de ambos lugares”.

Ha evocado su primer viaje a Segovia, hace más de 25 años, cuando reconoció la silueta de la ciudad histórica, como la había descrito su compatriota y expresidente del Senado de Bélgica Robert Guillon, en una publicación, ‘Het Spaanse Silhouet’, sobre Segovia, que estimuló en sus paisanos el interés por la capital segoviana en los años 60.

Guillon, que llegó a ser académico correspondiente de la Academia de Historia y Arte de San Quirce, recibió el ‘Acueducto de Oro’ de la Asociación Amigos de Segovia, presidida por el marqués de Lozoya, según recordó Van Malderen.

Ha indicado también que detrás de los proyectos están las personas para mostrar su gratitud hacia un emocionado Miguel Ángel González: “Él ha sido, sencillamente, el feliz culpable de que Segovia forme parte para siempre de mi vida”, sostuvo.

Este último, a su vez, ha hecho una semblanza de la personalidad del empresario flamenco, destacando “la confianza que genera en su entorno, surgida del comportamiento correcto, justo y equitativo y a través de decisiones y acciones moralmente correctas basadas en principios éticos de análisis, que reconocen y protegen los derechos e intereses de cada uno en la organización”.

Ha afirmado González, asimismo, que “Bart es un grandísimo estratega; alguien que, con la pasión del primer día, es capaz de manera sencilla de trasladarnos esa idea de que ‘todo es posible’ y el trabajo bien hecho es la suma de muchos esfuerzos, donde todos somos importantes, cuando todas las mañanas intentamos dar lo mejor de nosotros mismos. Él por su parte siempre predica con el ejemplo”.

Guiños a la trayectoria del empresario

El pergamino que la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, ha entregado a Bart Van Malderen, fundador del grupo Drylock, es obra del artesano Rafael Estaire y está personalizado con una serie de símbolos, ‘guiños’ hacia la trayectoria del empresario flamenco.

Junto al escudo de la ciudad de Segovia, aparece el de la ciudad natal de Van Malderen, el logo del grupo Drylock y la imagen de Mercurio, el importante dios del comercio en al mitología romana, en la parte superior, mientras en la inferior izquierda preside una ilustración del Manneken Pis, la popular escultura de bronce de Bruselas, la capital belga, un ‘guiño’ en este caso a la producción de productos absorbentes, como por ejemplo pañales, por la multinacional.

La responsable de prensa del Ayuntamiento, Yolanda Fernández, que ha presentado en la Casa de Abraham Seneor un acto que se iniciaba con la interpretación de la ‘Entradilla’ de Agapito Marazuela adaptada para saxofón por Cuco Pérez, ha tenido otro guiño hacia Drylock asegurando que el lema de la empresa: “Nunca dejaremos de innovar, nunca dejaremos de mejorar nuestros productos. Creemos que siempre hay margen de mejora” es también “el espíritu de Segovia”.

Las cifras de Drylock en Segovia

  • Año 2018. La empresa abre su factoría Drylock Technologies en el polígono de Hontoria con una inversión de más de 50 millones de euros. En su primer año mantiene dos líneas de producción, crea 60 empleos y factura 5 millones de euros.
  • Año 2019. Las líneas de producción se extienden a cuatro, los empleos crecen hasta los 112 y la facturación anual es de 40 millones de euros.
  • Año 2020. En el ejercicio actual son 5 las líneas de producción, 170 los trabajadores y la facturación estimada 60 millones de euros.
  • Año 2021.El plan estratégico de la empresa prevé alcanzar 7 líneas de producción y una plantilla de dos centenares de empleados.