Oficina principal de Bankia, en la Avenida del Acueducto. / KAMARERO
Oficina principal de Bankia, en la Avenida del Acueducto. / KAMARERO
Publicidad

Bankia ha recibido todas las autorizaciones exigidas por la Administración y organismos reguladores y supervisores en relación con el proceso de integración con el Banco Mare Nostrum (BMN), lo que permite iniciar los trámites para hacer efectiva la operación. La fusión requería autorización del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, del Banco de España, de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y del Banco Central Europeo (BCE).

ras obtener las autorizaciones administrativas pertinentes, Bankia y BMN han otorgado la escritura de la nueva sociedad. Es decir, han firmado ante notario la escritura de fusión, en los términos acordados por sus respectivas juntas generales de accionistas, y posteriormente han presentado toda la documentación necesaria ante el Registro Mercantil de Valencia.

La entidad espera que la escritura pública de fusión quede inscrita en el Registro Mercantil en los próximos días, requisito necesario para posteriormente proceder al canje de las acciones de BMN por las de Bankia.

La ecuación de canje finalmente fijada será de una acción ordinaria de Bankia, de un euro de valor nominal, por cada 7,82987 acciones ordinarias de BMN, también de un euro de valor nominal, sin compensación complementaria en dinero. Para atender a esta operación, Bankia emitirá 205.630.814 acciones nuevas de un euro de valor nominal cada una de ellas.

GVC Gaesco Beka ejercerá como entidad agente del canje de la fusión y será también el ‘agente de picos’, con el fin de adquirir las acciones o partes de acciones de BMN que, tras la aplicación de la ecuación de canje, no den lugar a recibir una acción entera de Bankia. Se espera que los accionistas de BMN tengan a su disposición las acciones de Bankia entregadas en el canje a partir del 11 de enero de 2018.

Igualmente está previsto que las nuevas acciones emitidas como consecuencia de la fusión sean admitidas a negociación en las bolsas de valores españolas a partir del 12 de enero de 2018.

La operación va a servir para consolidar a la nueva Bankia como la cuarta entidad financiera en el mercado español, con unos activos gestionados de 223.000 millones de euros.

CIERRE DE OFICINAS

En apenas dos meses, Bankia ha anunciado el cierre de 147 sucursales derivado de la fusión con BMN. Bankia empezará a negociar formalmente con los sindicatos a principios de enero un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará al 14 por ciento de la plantilla. Bankia ha avanzado su plan de cerrar 99 oficinas más en 2018, tras la fusión con BMN, en un nuevo encuentro con los sindicatos previo a la constitución los primeros días de enero de la mesa de negociación del ERE, con el que aspira a reducir su plantilla en 2.520 empleados. Este volumen de sucursales se sumaría a las 47 que este mes han indicado que pretenden cerrar, en tanto que el banco también ha mantenido su propuesta de prejubilaciones a partir de los 57 años, que desde los sindicatos han solicitado que se rebaje a 55 años, para que los trabajadores puedan acogerse a esa medida desde dicha edad.