san lorenzo asociacion la parrilla pintura bancos LGTBI
Vecinas de San Lorenzo pintaron un banco de Vía Roma con los colores del arcoíris en junio. / E. A.

Orgullo en el barrio, orgullo de barrio’. Con esta frase la directiva de la Asociación de Vecinos ‘La Parrilla’ apoyaba la iniciativa de unas vecinas de San Lorenzo el pasado mes de junio que, coincidiendo con la conmemoración el 28 de ese mes del día del Orgullo LGTB, pintaron un banco de Vía Roma con los colores del arcoíris.

Ya entonces el presidente de ‘La Parrilla’, Félix Maroto, explicaba que “con este gesto pretenden transmitir que es fundamental la educación en diversidad, en el respeto, en la convivencia, en la igualdad y también en el conocimiento”, y además de mostrar el agradecimiento de la asociación por la iniciativa y por contar con ellos, mostraba su deseo de “que sea la primera de muchas porque así es como conseguiremos que este barrio sea activo socialmente”.

Así nació el proyecto ‘Bancos por la convivencia’ y el pasado mes de octubre la asociación de vecinos solicitó autorización al Ayuntamiento de Segovia para iniciar el próximo 6 de diciembre, día de la Constitución Española, una serie de ‘pintadas’ de bancos de madera del barrio “con la finalidad de crear un espacio simbólico de diversidad donde se pueda visibilizar y sensibilizar cómo reflejo de la realidad cultural y social” de San Lorenzo.

La autorización ha llegado aunque limitada a cuatro bancos, cuando el proyecto está pensado para llevar a cabo esas pintadas todos los meses del año coincidiendo con efemérides que se conmemoran en días concretos. “Si queremos desarrollarlo tal y como estaba diseñado tendremos que borrar bancos para pintar otros”, lamenta Maroto.

En cualquier caso, la asociación de vecinos ha decidido seguir adelante porque considera importante poner en valor mensajes de igualdad y diálogo y, además, conseguir de esta forma que este equipamiento urbano obtenga un valor y prevenir así el deterioro de las zonas donde se ubiquen, potenciando su cuidado y mantenimiento.

Los bancos que se pintaron en el mes de junio, el arcoíris por la diversidad sexual y otro con los colores de la bandera trans, fueron vandalizados y tuvieron que ser repintados.

Los responsables del colectivo vecinal se quedan con el lado bueno, ya que recibieron muchos mensajes de apoyo y de reprobación a esa forma de actuar destructiva.
Consideramos que con esta iniciativa podría lograrse que el entorno se vigile, cuide y respete un poco más, logrando integrar naturaleza y valores cívicos en un mismo paraje en el corazón de la ciudad de Segovia”, indican.

En definitiva, una aportación “para intentar hacer una sociedad mejor, creando un espacio de respeto y convivencia” que refleje la realidad “de forma concreta y visual”.

Los responsables del proyecto insisten en que también se inyectará valor añadido a los espacios comunes donde se desarrolla la vida de la comunidad, que son la columna vertebral de las relaciones sociales entre los vecinos del barrio, lugares de convivencia entre distintos grupos sociales y añade “un significado emocional a los elementos de uso diario, transmitiendo mensajes en los que todos se sientan incluidos o identificados y primando el respeto y conservación de las zonas comunes”.

La participación vecinal es clave para que su desarrollo y sus objetivos de sensibilización y visibilizar, así como de mejora del entorno urbano, puedan conseguirse. En este sentido, dependiendo del valor a representar con la ‘pintada’ de cada mes en Vía Roma, la asociación solicitará el apoyo de distintos agentes sociales para que apoyen, difundan y, por supuesto, participen.

Además de pintar con los colores de la bandera de España un banco del barrio el 6 de diciembre, otras propuestas son el Día escolar de la no violencia y la paz, en enero; el Día internacional de la mujer, en marzo; el de la salud, en abril; el de las familias, en mayo; el del medio ambiente y la sostenibilidad, en junio; el de la juventud, en agosto; el de la prevención del suicidio y la salud mental, en septiembre; el de las personas mayores, en octubre, y el Día universal del niño, en noviembre. De forma paralela se organizarán encuentros con colectivos, charlas informativas o talleres y campañas de difusión en medios de comunicación y redes sociales.