El espacio de esta terraza, de un restaurante situado en la Calle Real, no ha podido ampliarse todavía. / Kamarero
Publicidad

El sector de hostelería y el gobierno municipal siguen apostando por negociar y buscar soluciones de forma conjunta a los problemas a los que se enfrentan los establecimientos con terraza, motivados por la normativa sanitaria de obligado cumplimiento que dificulta la rentabilidad a los negocios que han optado por ofrecer este servicio a pesar de la limitación del aforo. Ambas partes recuerdan que las terrazas tienen que guardar una mayor distancia que la habitual con las aceras y lugares de paso y la eventual ampliación del espacio ocupado en la vía pública está condicionada a un incremento proporcional del destinado a peatones.

Tras mantener una nueva reunión ayer viernes con integrantes de la directiva de la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos (AIHS), el concejal Miguel Merino, ha explicado que se han emplazado “a seguir trabajando en el futuro y de cara a las medidas aplicables a partir del 22 de junio”, una vez que finalice el estado de alarma decretado el 14 de marzo.

Se trata, según el edil socialista, de ir “consensuando los parámetros que nos distancian porque al final el objetivo común es mejorar la calidad de vida de la ciudad, compaginando la vida del día a día del ciudadano con la actividad hostelera. Creo que en la AIHS son conscientes de que esta comunicación y negociación tiene que existir de cara al futuro y debe haber acuerdos”.

De forma parecida se expresa Jesús Castellanos, vicepresidente de la agrupación que integra a la mayoría de empresas de hostelería de Segovia. “La impresión es que ha sido una reunión productiva”, afirma, aunque admite que todavía hay incertidumbre porque se desconoce si la Junta de Castilla y León endurecerá las medidas que ha establecido el Gobierno de España para la denominada “nueva normalidad”.

Castellanos se muestra confiado y dice contar con el compromiso de Merino para que a partir del día 22, cuando el Ayuntamiento “recupere al cien por cien” la competencia sobre la ocupación de vía pública, se resuelvan las dificultades actuales por diferencias de criterio en cuanto a medidas, distancias, etc.

En este sentido, el concejal puntualiza, en relación con las declaraciones del gerente de la AIHS el jueves de esta semana a El Adelantado “que no se puede decir que nos hemos sacado de la manga que la distancia con las aceras tiene que ser de 2,75 metros. En la agrupación saben que en Denia es de 3,5 metros, en Madrid de 2,65 y en otras ciudades no se está permitiendo el acopio. Lo que no se puede pensar es que en Segovia una ordenanza pueda hacerse al gusto del consumidor. Se trata de equilibrar todos los intereses y, sobre todo, permitir la convivencia en una situación de emergencia sanitaria”.

Este responsable del equipo de gobierno municipal llama “a no generar mayor crispación de la que hay, porque podemos tener discrepancias sobre la interpretación de algunos temas pero no tenemos la sensación de que estemos mareando la perdiz ni que, desde luego, el trabajo realizado no vaya a servir para nada; de lo que se trata es de dar cumplimiento a una orden de emergencia sanitaria”.

En cualquier caso hay acuerdo en que si las condiciones cambian de aquí al día 22, un decreto de Alcaldía modificará las licencias de terrazas de modo general, “sin revisar todos los expedientes”.

El Ayuntamiento ha autorizado hasta el momento la ampliación de al menos 30 terrazas y ha revocado la autorización concedida a primeros de año en nueve casos. Merino reconoce que son más las terrazas donde todavía no se puede ampliar el espacio pero reitera que las resoluciones no son firmes y se está dando audiencia a sus responsables. Desde la AIHS han solicitado una prórroga de 10 días para que los empresarios afectados puedan modificar la propuesta de ampliación.

La patronal de hostelería mantiene la esperanza de que “casi ningún establecimiento se quede sin terraza”.

Buscará alternativas para todos, estudiando caso por caso para intentar, por ejemplo, ocupar algunas plazas de aparcamiento o zonas adyacentes cuando sea posible. Donde sea imposible no hay nada que hacer”, concluye el vicepresidente responsable de bares y cafeterías.

El PP pide agilidad

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Segovia ha pedido al gobierno de Clara Luquero que agilice la tramitación de las solicitudes de ampliación de las terrazas. “Hay mucho en juego y el tiempo, en estos momentos, es fundamental”, según señala su portavoz, Pablo Pérez.

Los populares dicen que “no es normal que, en plena fase 2, el 95% de las solicitudes no hayan tenido respuesta”, y califican de preocupante “que estén paralizando ampliaciones e incluso que hayan denegado autorizaciones que ya estaban concedidas”.

El concejal responsable de la ocupación de vía pública, Miguel Merino, ha salido al paso de estas declaraciones señalando que “estamos en un momento de dar soluciones, no de aplicar demagogia y más si se hace desde la ignorancia”, en referencia al alto porcentaje que indica el PP y que no se corresponde con los datos que maneja la Concejalía sobre la resolución de solicitudes de ampliación de terrazas.

El Grupo Popular considera que “se puede ser un poco más flexible si hay voluntad política a la hora de definir los espacios, siempre y cuando se mantenga dentro de los márgenes que marca la normativa correspondiente. Opciones hay, sólo hay que buscarlas y ponerlas en marcha”, en palabras de Pérez, que también pide que se definan las ayudas anunciadas para que los que las necesiten puedan solicitarlas de manera inmediata.

El portavoz del principal grupo de la oposición insiste en que es ahora cuando los empresarios necesitan las ayudas prometidas.