Responsables de Medio Ambiente del Ayuntamiento y del Consorcio provincial, el jueves pasado en Los Huertos. / E. A.

El Ayuntamiento de Segovia, a través de su concejal de Medio Ambiente y personal técnico de la misma, y el Consorio provincial de Medio Ambiente, con su presidente Mario Pastor y el personal técnico de este organismo, trabajan ya en concretar el procedimiento para tratar los residuos orgánicos procedentes del contenedor marrón que se implantará, como proyecto piloto, en el barrio de La Albuera.

Ángel Galindo, edil de Medio Ambiente, ha explicado a El Adelantado que el jueves pasado se mantuvo una primera reunión en la planta de tratamiento de Los Huertos para conocer las posibilidades que esta ofrece de cara a un tratamiento que tiene que ser específico y distinto del que hasta ahora se lleva a cabo con los residuos que se depositan en el contenedor gris, que debería utilizarse para todos los que no se reciclan y con los que, en teoría, tampoco se puede hacer compost. Esta fracción debería depositarse en vertederos o rellenos sanitarios.

Galindo ha indicado que con el residuo orgánico que se depositará en el nuevo contenedor marrón sí se obtendrá un compost de calidad, al menos ese es el objetivo, aunque admite que la implantación será paulatina y con toda seguridad al principio es lógico que haya más residuos impropios que, a medida que los vecinos se vayan informando y sensibilizando, se irán reduciendo.

Otra de las incógnitas es la cantidad de residuos órganicos que se obtendrá para que la planta del Consorcio pueda hacer una previsión. El concejal señala que hay una estimación y desde la Concejalía y la concesionaria del servicio, FCC, esperan “una buena respuesta de los vecinos de La Albuera, pero es algo que está en el aire hasta que se ponga en marcha”.

Con lo depositado en el contenedor gris se obtiene ahora un residuo bioestabilizado, que también es aprovechable pero no puede compararse a la calidad de un compost.

Mejoras

Por otro lado, el responsable de la gestión de residuos en el municipio desde el área de Medio Ambiente, afirma que desde agosto, cuando se firmó el contrato con FCC, se está trabajando y avanzando en la implantación tanto de las mejoras en el servicio de recogida y de limpieza viaria, como en la provisión de nueva maquinaria y vehículos.

Entre las actuaciones que ya se han puesto en marcha, comenta que se está realizando un vaciado de papeleras al finalizar el turno de tarde, a las 21 horas, en los puntos del municipio donde se ha detectado un mayor uso de las mismas. Esta medida estará en funcionamiento hasta que se reciban las nuevas papeleras de gran volumen, con las que se prevé que se minimicen los problemas de desbordamiento, ya que tendrá una capacidad 2,5 veces superior al resto de papeleras (80 litros de capacidad por unidad).

Por contrato, FCC está obligada a vaciar papeleras antes o cuando alcancen el 80% de su capacidad.

El concejal informa de que está muy adelantado el suministro de las nuevas papeleras y está previsto que se renueven parcialmente las existentes en la ciudad, de manera que se instalarán 751 de plástico, 150 metálicas y 32 de gran volumen antes de que finalice 2020.

Otra novedad para antes de enero es la incorporación de seis carritos portacubos asistidos eléctricamente que permitirán mejor ergonomía a los peones de limpieza y les dotarán de un mayor rendimiento en el barrido manual en las zonas en cuesta con elevada pendiente.

Como ya se informó, el contrato incluye la sustitución de los más de 1.500 contenedores por otros nuevos de carga lateral y mayor capacidad, hasta 3.200 litros frente a los 2.400 de los actuales. Será una realidad a principios del próximo año y otro de los requisitos ha sido que mejore la imagen del servicio y su impacto visual se integre mejor con la fisonomía de la ciudad.

Campañas informativas

El nuevo contrato de recogida de residuos y limpieza viaria del municipio contempla la instauración de un servicio de ‘quita-pon’ en zonas monumentales (plaza del Potro, San Frutos-Plaza Mayor, calles del Marqués Del Arco y de Herrería con la de Juan Bravo, plaza del Platero Oquendo y el eje avenida del Acueducto-Gobernador Fernández Jiménez).

El concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, indica que se ha avanzado en el diseño de este nuevo sistema cuyo objetivo es minimizar el impacto visual, eliminando la presencia continua de contenedores.

“Se están elaborando listados con los establecimientos afectados, teniendo en cuenta, además, que en el caso de los hosteleros, habrá recogida puerta a puerta de vidrio”.

En cualquier caso, como en el proyecto piloto del contenedor marrón, con el sistema ‘quita-pon’ el edil de Izquierda Unida asegura que “tenemos claro que antes de implantarlo hay que desarrollar una extensa campaña informativa, no se implantará avisando una semana antes, puede que se trabaje con vecinos, comerciantes y hosteleros durante un mes o más”.

Por otra parte, se ha reforzado la limpieza de zonas de ocio al aire libre en el municipio (Hontanilla, plaza de Colmenares, paseo del Salón…), muy pendientes de la movilidad cambiante de los segovianos, por lo que ya se hacen repasos de limpieza los fines de semana en nuevos puntos de ocio no regulado y/o botellón como el Lago Alonso, calle del Campo Azálvaro, calle de Velloneros en el polígono Acueducto, etc.