Nevada, en el Acueducto de Segovia. / KAMARERO
Nevada, en el Acueducto de Segovia. / KAMARERO

Segovia ha amanecido bajo una copiosa nevada que ha complicado, e incluso paralizado, la circulación por las calles de la capital y a obligado al Ayuntamiento de Segovia a redoblar sus esfuerzos para mitigar sus efectos. Mantiene activo desde esta madrugada el Plan de Nevadas, en fase uno, y en función de la evolución de la nevada se puede incluso elevar el nivel de alerta a fin de tomar nuevas medidas-

Por el momento, las que se están tomando van encaminadas a conseguir una circulación segura de vehículos y viandantes. El Ayuntamiento informa que, en las horas previas a la nevada, los servicios de limpieza de la empresa FCC trabajaron, desde las 5:30 horas, en esparcir fundentes por las calles principales y zonas estratégicas, como la entrada al Hospital General, a los consultorios y a los polígonos.

A esta hora se siguen realizando estos tratamientos preventivos con sal en las zonas de más circulación y las de mayor altitud. Se ha actuado, por ejemplo, en el barrio de Nueva Segovia, los polígonos industriales y Revenga. En cualquier caso, el Ayuntamiento aconseja a los vecinos que eviten el uso de vehículo privado siempre que sea posible, y que los peatones transiten con precaución y con el calzado adecuado para evitar caídas por posibles resbalones.

El transporte público, por su parte, se está prestando, no exento de dificultades, con algunos retrasos en la frecuencia de paso por las paradas. También se han producido incidencias en la circulación, en forma de retenciones de vehículos en puntos como la rotonda del Pastor, y la caída de un árbol en la calle Dámaso Alonso por la nieve acumulada en la copa.

Ahora mismo, desde el Consistorio comunican que están trabajando los siguientes equipos y medios: 3 vehículos caja abierta con salero (1, con cuchilla); 1 vehículo grúa con salero y cuchilla (saldrá ahora); y 2 pick-up con salero y cuchilla (1, de bomberos). Una máquina mixta ha comenzado esta mañana a trabajar en Revenga y otra similar ya actúa en el barrio de Nueva Segovia.

La movilización para combatir la nevada implica a un amplio dispositivo humano, que incluye al personal de limpieza, pero también a los operarios de los departamentos de Vías y Obras, Parques y Jardines, agentes de Policía Local y bomberos, entre otros. En este sentido, el Consistorio ruega a los ciudadanos que hagan caso de las indicaciones de los agentes de Policía Local.

Entre los equipos y máquinas disponibles en las naves se encuentran: cuatro vehículos grandes más una pick-up con cuchilla y esparcidor de sal; otro camión para el reparto de sal a los operarios; una barredora a la que se puede colocar cuchilla y tres máquinas minis; once equipos con dotación de herramientas y sacos de sal; quince esparcidores manuales de sal; y cuatro fresadoras manuales o sopladoras de nieve (dos municipales y dos de la empresa adjudicataria). Además, se cuenta con la pick-up del servicio de bomberos.

«La premisa ha sido que en el momento en que existiera una capa con suficiente espesor de nieve actuarían las máquinas con palas quitanieves. Solo cuando hay un determinado espesor de nieve se puede trabajar con cuchilla sin dañar el pavimento», explican desde el Ayuntamiento.

GALERÍA | Así amaneció Segovia este miércoles por la nevada