El pago a proveedores por parte del Ayuntamiento de Segovia fue a 24 días de media en junio. / Rocío Pardos
Publicidad

Tanto la Diputación Provincial de Segovia, con una media de pago a proveedores el pasado mes de junio de 14 días, como el Ayuntamiento de Segovia, donde fue de 24 días, cumplen con el periodo legal de pago, establecido en 30 días, aunque a tenor del último informe de la federación de autónomos ATA, tienen margen de mejora.

En este sentido, dentro de Castilla y León hay tres capitales que destacan por pronto pago a sus proveedores: Ávila, que lo hace en tres días, Zamora, en 5, y Salamanca, en 6. En cuanto a las instituciones provinciales, por debajo de los 10 días se situaron en junio las de Burgos (5 días) y Palencia (6).

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA ha alertado de que, mientras la administración central cumple los plazos, la media de Comunidades Autónomas excede en solo tres días y son los ayuntamientos, de media, los que más tarde pagan a sus proveedores, triplicando el citado periodo de pago establecido en la normativa.

La Junta de Castilla y León paga de media a los 31 días y empeora el promedio respecto a junio de 2019, cuando era de 24 días. Son los gobiernos de Baleares y Cataluña los que más tarde pagan a los autónomos, 48 y 46 días de media, según recoge el estudio de ATA.

Entre las administraciones provinciales que peor pagan se encuentran dos cabildos canarios: Fuerteventura (87 días) y La Palma (50).

El Ayuntamiento de Jaén destaca como moroso especialmente y no solo entre las administraciones locales, con pago a 693 días, casi dos años de demora.