Parking jose zorrilla cerrado CHA8748
Este cartel anunciaba en noviembre de 2015 el cierre del parking para las más de 150 plazas en rotación. / J. M.

Dice el portavoz del Partido Popular, Pablo Pérez, que si el PSOE hubiera gobernado “con menos brabuconería y menos chulería” los últimos 20 años en la ciudad, “sin pensar que el Ayuntamiento es su cortijo, no se hubiera tenido que pagar ni los casi 5 millones de euros por liquidar el contrato con la concesionaria del aparcamiento de José Zorrilla ni tanto dinero en sentencias”. “A este gobierno municipal le falta una cura de humildad y cada vez más”, ha señalado.

El comentario del líder del principal grupo de la oposición en el consistorio segoviano se produce porque esta mañana, en la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento, a la que asisten los portavoces de la oposición sin derecho a voto, tuvo conocimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) que ha estimado el recurso de apelación presentado por la anterior empresa concesionaria del servicio, Collosa Pigsur, en cuanto al plazo a computar para fijar la cantidad que debe recibir por lucro cesante; es decir, por el daño patrimonial, reconocido por los tribunales, que sufrió como consecuencia del incumplimiento del contrato por parte de los responsables municipales.

En este sentido, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Segovia consideró probado en su momento que el Ayuntamiento mantuvo abierto durante años en el entorno del parking de José Zorrilla un aparcamiento gratuito en la zona del antiguo Regimiento de Artillería y, además, no reguló suficientemente la zona azul.

La última sentencia del TSJ, con fecha del 4 de febrero, condena al Ayuntamiento a pagar 1.240.665,10 euros en lugar de 1.127.0’05,73 euros por el lucro cesante, lo que significa que deberá abonar a Collosa otros 113.660 euros que se suman a los 4,7 millones abonados con anterioridad: 3,62 por la liquidación del contrato y 1,27 por el lucro cesante.

La última discrepancia, dirimida en la citada sentencia de febrero, ha sido la fecha para el cálculo del citado lucro cesante, ya que el perito municipal utilizó el 15 de julio de 2016 y la sentencia considera que debe ser el 31 de diciembre de ese mismo año, de acuerdo con un informe del perito judicial en 2019.

La concejala de Urbanismo, Clara Martín, se ha limitado a señalar que se ha tratado de falta de acuerdo en la parte técnica para la liquidación final pero desde el PP, Pérez, que ha sido quien ha desvelado la sentencia y ha criticado que la alcaldesa no la mencionara al dar cuenta de los asuntos de la Junta de Gobierno, comenta que “al final se ha pagado a esta empresa más de lo que el PSOE suele destinar a inversiones ordinarias en la ciudad en un año, dinero que, de haber hecho las cosas bien, debería haberse destinado a dar solución a las necesidades ordinarias de la ciudad. Nos parece una barbaridad”.

Antecedentes

En el año 2013 Collosa Pigsur, la concesionaria del parking que construyó la infraestructura y la venía explotando desde 2005 requirió al Ayuntamiento un reequilibrio económico de una concesión que consideraba deficitaria.

Ante la falta de acuerdo por la vía administrativa, los responsables de la contrata recurrieron al Juzgado de lo Contencioso que en febrero de 2016, a través de una sentencia ratificada por el Tribunal Superior de Justicia en julio de ese mismo año, acordó la resolución del contrato.

Además de imputar al consistorio la causa de esa medida, entre otros motivos por permitir el aparcamiento de vehículos en las instalaciones del Regimiento, el fallo de la sentencia de apelación indicaba que la administración condenada debía proceder a la apertura de la fase de liquidación.

En noviembre de 2015 la empresa llevó a cabo el cierre unilateral del parking para el servicio de plazas en rotación, permaneciendo abierto para abonados. Finalmente la empresa concesionaria abandonó las instalaciones en el mes de febrero de 2018, momento en el que el Ayuntamiento asume la gestión directa, aunque la reapertura no se produce hasta mayo de 2019. Desde entonces la ocupación del aparcamiento ha mejorado sustancialmente.