Avanzan las obras de la canalización del Clamores

Tras la consolidación de la zona afectada por el socavón en la plaza Aurelio Hernández, se reparan los paños de los hastiales de la bóveda

459
Trabajos de reparación en la bóveda del Clamores./el adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia continúa con las obras de consolidación y reparación de la bóveda del Clamores. La intervención incluye la reparación de los paños en mal estado de los hastiales que soportan esa bóveda a lo largo de unos 350 metros, actuación realizada una vez consolidada la zona de colector afectada por el hundimiento en la plaza de Aurelio Hernández (barrio de San Millán) y las tareas de desescombro que todavía continúan aguas abajo.

Las labores de desescombro, aunque se encuentran muy avanzadas, casi en su última fase, han supuesto un gran esfuerzo ya que se trata de un colector que ha sufrido avenidas hidráulicas durante décadas. Todavía hoy se están cuantificando las toneladas retiradas de material. Además, las condiciones en las que se trabaja son especialmente duras.
Paralelamente se ha realizado otro acceso temporal a la bóveda en la plaza del Doctor Gila para instalar bombas que permiten trabajar sin agua en el interior de la galería y que se pueden usar además como salida de emergencia.

Cuando terminen estas reparaciones, y si las precipitaciones de estos días no dilatan en exceso las tareas programadas, se levantará una chimenea de acceso en la plaza Aurelio Hernández, se cubrirá el resto de la galería, se rellenará el agujero y se restituirá la vía pública.

Hasta el momento, los trabajos en el colector del Clamores han requerido de la aprobación de dos decretos y la inversión de 237.000 euros (de los 450.000 euros inicialmente previstos) a los que se sumará los 248.000 euros de la segunda fase en la que se encuentran.

El Ayuntamiento podrá recibir hasta el 50% del coste de los trabajos del Gobierno central tras admitir la declaración de emergencia de las obras.

El concejal de Obras y Servicios, Miguel Merino, acompañado de técnicos municipales, ha recorrido la zona del colector en la que se está interviniendo en estos momentos, bajo el polígono del barrio de San Millán, para comprobar el estado de los trabajos. La idea es comenzar a estudiar de una manera más profunda la solución, definitiva y global, que dar al colector del Clamores.