Uno de los operarios traslada un panel de la vidriera. / EL ADELANTADO

La Comisión Territorial de Patrimonio de Segovia mantuvo ayer una reunión por videoconferencia, bajo la presidencia del delegado territorial, José Mazarías, y, entre otros asuntos, autorizó los trabajos de restauración de la vidriera que representa la ‘Asunción de la Virgen’, del conjunto de vidrieras de la Catedral de Segovia. La pieza es obra de Francisco Herranz, realizada entre 1674 y 1689.

La vidriera necesita una intervención urgente porque, entre otros desperfectos, muestra deficiencias en el asentamiento de varios de los paneles que la forman. El tratamiento a llevar a cabo incluye la consolidación de los elementos inestables del conjunto, reforzando -siempre que sea posible- los originales y sustituyendo todos aquellos que no cumplan su función. Se continuará con una limpieza de los vidrios, elaboración de piezas nuevas que se hayan perdido (marcando en cada una de ellas el año de ejecución, como señal de que se trata de una pieza reintegrada) y emplomado. También se realizará una protección isotérmica montada sobre bastidor de acero y separada de la vidriera 3 milímetros para permitir la circulación del aire. En el montaje final del conjunto, se colocarán las barras chaveteras originales, que serán restauradas y reforzadas en la fábrica.

La restauración implica el desmontaje de la vidriera y el traslado al taller para la intervención, por lo que la Comisión establece en su acuerdo que antes de iniciar los trabajos, debe presentarse en el Servicio Territorial de Cultura y Turismo el documento acreditativo de que se ha contratado un seguro específico de obras de arte, que cubra el transporte de ida y vuelta, del taller a la Catedral y viceversa, así como su estancia en el taller. Este tipo de seguro es obligatorio según normativa de aplicación, en aquellos supuestos en los que el bien objeto de restauración es trasladado a un taller para su intervención.