Fernando García Ruiz, cabo 1º de la Guardia Civil de Segovia.
Fernando García Ruiz, cabo 1º de la Guardia Civil de Segovia. / Kamarero

La Asociación Profesional de Cabos de la Guardia Civil fue fundada hace dos años y medio a nivel nacional y, en Segovia, están a punto de cumplir su segundo aniversario de pertenencia a la formación. El delegado de la asociación en Segovia, Fernando García Ruiz, cabo 1º de la Guardia Civil, lucha porque los agentes, tanto de la capital como de la provincia, se sumen a esta iniciativa en pro del reconocimiento de la labor que desempeñan.

“El cabo es el primer eslabón de mando y lo que se pretende es que se nos trate como tal, no como al guardia veterano. A nosotros se nos exigen unas responsabilidades y, por eso, pedimos que se nos reconozca nuestra labor”, declaró García.

Son 800 los cabos que forman parte de la asociación nacional, entre ellos, 10 pertenecen al cuartel de Segovia. Para el cabo 1º García, es conveniente e importante que el resto de compañeros, cuyos empleos se sitúan entre cabo y cabo mayor, formen parte de la organización, “basta que se ha creado para que sea específica para nosotros, diferenciándonos del resto de asociaciones en las que se incluye el Cuerpo en general”.

“Desde Ayllón a El Espinar pasando por Nava de la Asunción, Coca… todos los pueblos en los que hay cuartel de la Guardia Civil” están invitados a formar parte del proyecto que busca el reconocimiento, a nivel profesional, de las tareas que desarrollan que, según comentó García, en muchas ocasiones son correspondientes a empleos de rangos superiores.

La cuota anual para formar parte de la organización a partir de 2019 es de 75 euros.