Los lobos atacaron el lunes pasado a una explotación ovina en Espirdo. / KAMARERO
Los lobos atacaron el lunes pasado a una explotación ovina en Espirdo. / KAMARERO

La Asociación Agraria – Jóvenes Agricultores (Asaja) de Segovia se mantiene «en contra» del ‘Plan de conservación del lobo’. Según expone el colectivo a través de un comunicado las administraciones públicas están realizando una labor «nefasta» en relación a la gestión de lobo, tanto a «nivel nacional como regional». Por ello, Asaja Segovia ha llevado al juzgado a la Junta de Castilla y León para reclamar que «se indemnice debidamente» a los ganaderos que están sufriendo este tipo de ataques. «Es injusto que el ganadero pague los caprichos de los urbanos que nunca han pisado el campo», lamenta.

El rechazo de Asaja viene motivado por la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), un resultado -apunta- por «el capricho» del Ministerio de Transición Ecológica «sin ninguna argumentación científica».

Además, Asaja apunta que existe una «contradicción» por parte del MITECO en la Estrategia de Conservación del lobo porque «no hay una visión integral» de la situación. «Es necesario que, una vez que haya sido consensuada la Estrategia, se adopten las medidas necesarias para clasificar al lobo donde sea más adecuado para su conservación sin menoscabar ni poner en peligro a la actividad ganadera», asegura. Ante esta situación, el colectivo agrario recalca que se debe dar «celeridad» a las compensaciones económicas hacia los ganaderos por daño de lobo.

La Junta insiste en pedir un mayor control sobre los lobos