Imagen de una de las composiciones artísticas que acoge el IE Creativity Center. / Kamarero
Publicidad

Varios artistas de diferentes disciplinas han llevado al público segoviano este miércoles a experimentar la ‘sinestesia’ en todas sus expresiones artísticas a través de obras que estimulan más de un sentido a la vez, como tapas gastronómicas que suenan a música o canciones creadas para desprender aromas.

Este ha sido el objetivo del Creativity Center de la IE University en Segovia, que ha celebrado su particular Día de la Creatividad a través de la jornada ‘Synesthesia’ en el edificio cultural de la Casa de la Moneda con la colaboración del Ayuntamiento de Segovia.

La temática escogida para esta edición es el término utilizado para designar una forma particular de “sentir” el mundo de la que gozan algunas personas y que consiste en percibir a través de un sentido las características propias de otros, como por ejemplo percibir un color a la hora de escuchar una nota musical.

El director del Creativity Center de la IE University, Juan Carlos Redondo, ha explicado a EFE que se trata de “un feliz desorden neurológico de algunas personas, a las que naturalmente se le activan dos o más sentidos con actividades comunes” y que ha servido para inspirar diversas actuaciones musicales, exhibiciones y talleres.

Una de estas experiencias ha llegado de la mano del pintor y chef vietnamita Xuan Hoang Do, autor de un “happening gastronómico” en el que ha creado una obra de arte culinario sobre un lienzo, es decir, una suerte de pintura que el público ha podido comerse después.

El artista natural de Hanoi (Vietnam) ha expresado durante una entrevista que la obra está inspirada en el invierno e inevitablemente influenciada por Segovia, la ciudad en la que vive desde hace cinco años y que considera una de las más bonitas que ha conocido.

Su buen estado de preservación a lo largo de la historia, su conexión con la naturaleza y la estética propia de la ciudad ha inspirado al artista no sólo en esta pieza, sino en numerosas pinturas que ha realizado el artista en formatos más tradicionales.

Otro de los platos fuertes del evento ha sido la exhibición tapas, resultado de un reto lanzado a cuatro restaurantes de Segovia para idear una obra gastronómica que estimulase diferentes sentidos además del gusto.

El chef y propietario del restaurante Casa Silvano Maracaibo, Óscar Hernando, ha explicado a EFE que a la hora de enfrentarse al reto de crear una tapa que apelase al olfato, no dudó en recurrir a productos tradicionales de Castilla y León hasta conseguir su ‘Falsa Trufa en su Ambiente natural’.

Un bombón de hígado de pato descansa sobre una tierra de hojaldre y es regado con el producto estrella: la trufa negra de la zona del municipio del Abejar, en Soria. Todos estos ingredientes, según explica Hernando, reúnen los aromas peculiares que recrean en la mente del público el ambiente natural de la trufa.

Otra de las tapas “sinestésicas” presentadas durante la jornada ha sido la titulada “Oído cocina”, una obra que firma Tzvetoslav Marinov, conocido como “Chechu”, del restaurante De Bote en Bote y que consiste en una porción oreja de cerdo crujiente servida sobre coulis de fresa con ajo y trufa.

El toque más especial se lo ha dado el aderezo de cebollino fresco con ‘peta crispy’, el ingrediente popularmente conocido como ‘peta-zeta’, que ha llenado de sonidos chispeantes las bocas de un público animado por su creador a olvidarse de tapujos, chuparse los dedos y masticar con la boca abierta.
Para una experiencia más completa, los asistentes han sido invitados a degustar cada plato dentro de una sala insonorizada en la que el músico David Gómez, de Four Hands Project, ha interpretado una selección de sonidos en base a los ingredientes de las tapas para elevar al máximo nivel la sensación de ‘sinestesia’ entre los degustadores.

Ya por la tarde, actividades como la actuación musical del grupo Music Club en una sala en la que la Agencia Sensorial desprendió una serie de aromas en consonancia con cada actuación para estimular al público completaron la jornada.