ultima OK web
Los artesanos de la Real Fábrica ultiman los detalles de los trofeos para los ganadores. / EL ADELANTADO

La Real Fábrica de Cristales de La Granja ha confeccionado un año más, y ya van 13 -desde 2008-, los trofeos que mañana recibirán quienes logren el primer, segundo y tercer puesto de la clasificación general de la Vuelta Ciclista a España de 2021, que llegará a su fin en Santiago de Compostela. “Es un orgullo ser partícipes de esto y que todos los años cuenten con nosotros para preparar los trofeos”, afirma la encargada del departamento comercial, Ana Jimeno.

Desde que se disputara la primera edición en 1935, el diseño del trofeo que ha recibido el mejor de la Vuelta a España ha sufrido cambios. Pero hay algo que se mantiene y es que el plato del primer premio simula una rueda de bicicleta en la que el nombre del ganador de cada año compone los radios; ya hay más de 70 ciclistas inscritos.

Así, una vez concluya la última etapa, un operario de la fábrica de cristales deberá grabar el nombre del ganador. Ese mismo día o a la mañana siguiente, se desplazarán hasta la Real Fábrica para recoger el trofeo, llevarlo a Santiago de Compostela y, acto seguido, entregárselo al ciclista merecedor de él.

Al contrario que otros trofeos, la forma de este ha variado a lo largo de los años. Hasta 1999, el primer premio era una copa plateada con dos grandes orejas. En 2004 y 2005, pasó a ser un círculo hecho en vidrio con una base cuadrada. En la actualidad, es una especie de plato en cuyo centro aparece el logo de La Vuelta.

Sobre un cristal plano, los operaros de la Real Fábrica hacen un molde que meten en un horno de termoformado a alta temperatura, a unos 700 grados, para fundirlo y que coja la forma. Como resultado, se queda una especie de rueda con forma ondulada, que es el plato. Después pasa a la tallería, donde el proceso se hace en frío. Ahí se le saca brillo, se le rematan todos los cantos, se repasan y se pulen.

A continuación, va al taller de decoración, en el que, con esmalte vitrificable, se le hace el logo central. Una vez está seco, se mete en un horno de cocción durante aproximadamente un día, para que alcance una temperatura de unos 600 grados. Posteriormente, se deja enfriar para que el esmalte se fije.

Por último, lo llevan al taller de procesos en frío y hacen los radios de la rueda con los nombres de los ganadores de años anteriores con la técnica del arenado (arena de polvo de diamantes), para que se queden fijados. Por ello, solo falta añadir el nombre de quien se haga con el primer puesto en esta edición.

El tedioso proceso de elaboración del primer premio puede llevar hasta 15 días. En él intervienen entre cinco y seis operarios. “En el momento en el que una persona hace un trabajo, ya no se lo encomendamos a otra, para que la mano sea la misma”, explica Jimeno.

Por su parte, el segundo y el tercer trofeo se asemejan a un jarrón (uno es más grande que otro) y están soplados con moldes originales de la Real Fábrica. Estos ya se los llevaron tres días antes de que diera comienzo La Vuelta, puesto que solo tienen una inscripción: el número del puesto.

Aunque el número de trofeos que han de realizar depende de la decisión que tomen cada año los patrocinadores, la fábrica ha llegado a confeccionar 12 premios, entre ellos, los tres de la Vuelta Ciclista femenina y la ensaladera que otorga el Ayuntamiento de Madrid.