Arahuetes se enfrenta a la Junta ante un presupuesto “inaceptable”

El alcalde de la ciudad dice que Castilla y León ‘desprecia’ a Segovia y afirma que “no puedo sentirme ni agradecido ni representado”. El regidor lamenta la ‘exigua’ inversión del Gobierno regional y presenta una lista con 21 proyectos que esperan del apoyo regional desde hace años.

1

“Siempre he dicho que no me siento castellanoleonés, pero ahora menos, si la Junta pretende hacer eso que llaman Comunidad, lo hará con ocho provincias, pero no con Segovia (…) con una Comunidad Autónoma que nos desprecia de manera tan evidente, no puedo sentirme ni agradecido ni representado”. La frase resume el sentir del alcalde, Pedro Arahuetes, que ayer, en conferencia de prensa, no pudo reprimir su frustración ante las ‘exiguas’ inversiones que contemplan para Segovia los Presupuestos regionales de 2014, y que el regidor tildó de “totalmente inaceptables”.

Al término de la junta de Gobierno local, Arahuetes habló de “desprecio y marginación” hacia Segovia, que se sitúa, según remarcó, a la cola de las nueve capitales en volumen de inversión en las cuentas regionales, porque “nos supera hasta Soria”, añadió.

Es más, el alcalde llegó a decir que si él hubiera tenido que presentar los presupuestos el pasado lunes no lo habría hecho en un acto público “ni a bombo y platillo” sino “a escondidas” porque son “lamentables”. Arahuetes rechazó el argumento del PP de visualizar el presupuesto de manera global y no a nivel provincial o de ciudad, porque “señores, yo soy el alcalde Segovia” y “me importa muy poco las inversiones en Burgos, Valladolid, Zamora o Salamanca”. Con ironía, el alcalde aseguró que Segovia volvía a batir un record, al situarse por “tercer o cuarto año consecutivo” como la última de las nueve provincias de Castilla y León en inversión. Por este motivo, apuntó que no entendía como los procuradores del PP por Segovia podrán votar estos presupuestos que “marginan” a Segovia. “Son totalmente inaceptables”, subrayó el alcalde, quien recalcó que Segovia es la “más olvidada y marginada de Castilla y León, no hay inversiones de la Junta ni del Gobierno, más allá de las que se estaban desarrollando con anterioridad”. “Si se hacen cosas en Segovia es gracias al presupuesto del Ayuntamiento“, añadió el regidor, para ironizar después con las partidas de inversión que reserva el presupuesto regional para la ciudad.

Arahuetes se refirió a la partida de 120.000 euros destinados a acondicionar el vial de acceso al Hospital General; “que han habilitado porque saben que sin esas obras no puede abrir el aparcamiento de pago”; o a los cerca de 450.000 euros destinados al Palacio de Enrique IV, “la gran inversión para la ciudad -ironizó-, las obras de consolidación que apenas permitirán quitar cuatro andamios que no estorban a nadie y que podrían estar diez años más, porque el edificio no se rehabilita”.

Arahuetes aseguró que, por el contrario, existen otros proyectos prioritarios o, en su caso, necesarios que siguen pendientes del apoyo regional. El alcalde presentó un listado de 21 proyectos, los mismos que están pendientes desde hace “al menos cinco años”. De esta lista, según añadió, tan solo ha salido el polideportivo del colegio de El Peñascal y la Casa del Deporte, si bien ambas iniciativas han sido posibles gracias a las arcas municipales, que financiaron el 50% del primer proyecto y el 100% del segundo.

Proyectos prioritarios

La relación de proyectos pendientes incluye seis prioritarias y urgentes: la segunda fase del campus de la Universidad de Valladolid (UVA); la incorporación a la oferta de esta centro de las titulaciones de Podología y Terapia Ocupacional, ya concedidas, así como los estudios de Enfermería; la cesión de travesías de titularidad autonómica, y la construcción del Instituto de San Lorenzo, del centro de salud Segovia IV, en Nueva Segovia, y de la depuradora del barrio incorporado de Madrona.

Otras actuaciones necesarias y de futuro que recoge es la dotación de más aparcamientos en el Hospital General, el desbloqueo del Policlínico, el cierre de la SG-20, la nueva estación de autobuses, la creación de un centro de día para enfermos y familiares de Alzheimer, más apoyo al Festival Titirimundi y respaldo económico a la Fundación Don Juan de Borbón y la Muestra de Cine Europeo (Muces).

Además, incluye infraestructuras “prometidas y jamás presupuestadas”, como el Palacio de Congresos en la capital, el Museo de la Fotografía, el de la Ingeniería Romana, el Centro de la Interpretación de la Naturaleza o la ampliación del Esteban Vicente.

Arahuetes recalcó que son proyectos pendientes desde hace al menos un lustro y, por tanto, “antes de la crisis”. “Ahora dirán que es que no hay dinero aunque, curiosamente, de la noche a la mañana, han aparecido 8 millones de euros para el Palacio de Congresos en La Faisanera”, añadió, con gesto de cierto enfado el alcalde, quien añadió: “y encima tienen la osadía de decir que no hay dinero para la segunda fase del campus público universitario”.