Aprobado de manera definitiva el presupuesto tras desestimar las dos únicas reclamaciones

Los grupos de la oposición instan a estudiar la propuesta planteada por AVRAS y reurbanizar el eje Marqués del Arco-Daoíz

12

De manera extraordinaria se reunió ayer la corporación municipal en un pleno cuyo objetivo principal era tratar las reclamaciones presentadas a los presupuestos y poder aprobar de manera definitiva las cuentas de 2017.

Dos eran las reclamaciones: una presentada por la Asociación de Vecinos del Recinto Amurallado (AVRAS), en la que pedía que incorporara al presupuesto una partida en el capítulo de inversiones para acometer durante este año las obras de reurbanización del eje viario que forman las calles Daoíz y Marqués del Arco, junto a la plaza de la Merced; y la otra fue presentada por una empleada del Ayuntamiento contra la plantilla municipal.

El equipo de Gobierno pedía la inadmisión de ambas alegaciones al no incluirse dentro de las causas legalmente establecidas para poder entablar una reclamación contra el presupuesto. Según el artículo 170.2 de la Ley Reguladora de Haciendas Locales dichas causas son tres: no haberse ajustado su elaboración y aprobación a los trámites establecidos en esta ley; omitir el crédito necesario para el cumplimiento de obligaciones exigibles a la entidad local, en virtud de precepto legal o de cualquier otro título legítimo; y ser de manifiesta insuficiencia los ingresos con relación a los gastos presupuestados o bien de estos respecto a las necesidades para las que esté previsto.

En la reclamación presentada por AVRAS, todos los grupos se mostraron de acuerdo en que no cumplía ninguno de los tres casos recogidos por la ley, excepto el Partido Popular, para el que el escrito presentado por los vecinos “incorpora un motivo que se considera justo y razonable”, explicó su portavoz, Raquel Fernández.

Se trata de la reurbanización del eje que forman las calles Marqués del Arco y Daoíz, paso obligado de todos los turistas que visitan Segovia, pues une la Catedral y el Alcázar. Esta medida estaba contemplada en el Área de Reurbanización del barrio de Las Canonjías, pero no se llevó a cabo en su momento —según el equipo de Gobierno, porque no se cubrió el cupo necesario de reformas particulares para cumplir con todas las actuaciones públicas proyectadas; y según el resto de los grupos, por falta de voluntad del equipo de Gobierno—.

Todos los portavoces de la oposición mostraron su apoyo a esta reurbanización que pide AVRAS, aunque este es el fondo de la cuestión. La forma de pedirla, una reclamación a los presupuestos, fue rechazada por no adecuarse a los

casos recogidos por la Ley de Haciendas Locales, como expuso el portavoz municipal, Alfonso Reguera, al pedir que la reclamación fuera inadmitida. Su petición fue aprobada con los doce votos a favor del PSOE y las abstenciones de Ciudadanos (2) e Izquierda Unida (1).

La reclamación de la funcionaria fue inadmitida por la misma cuestión, el no ajustarse a los casos establecidos por la ley.