Aprobada una ayuda para contratar cuidadores

Podrán beneficiarse de la subvención las familias con menores y personas dependientes a su cargo en confinamiento obligado

Publicidad

Tras la vuelta al colegio de los escolares de la provincia, uno de los grandes problemas con los que se han encontrado las familias es el hecho de conciliar los horarios laborales con las medidas de confinamiento obligado impuestas por la aparición de casos positivos de Covid19 en los centros escolares. A esta dificultad también se están viendo expuestas algunas familias con personas dependientes o discapacitadas a su cargo.

Por este motivo, después de que las familias llevaran días solicitándolo, la Diputación ha convocado una línea de ayudas que pretenden financiar la contratación de cuidadores que se hagan cargo de estas personas mientras sus progenitores y tutores se encuentran trabajando, es decir, durante aquellas horas en las que el horario laboral de los progenitores o tutores coincida con el tiempo en el que el menor o dependiente debiera estar en el centro; condición indispensable para solicitar la ayuda.

Además del ya mencionado requisito de coincidencia de horarios, para la contratación de cuidadores para menores de doce años será también necesario que -en caso de no tratarse de familias monoparentales– ambos progenitores no se beneficien de medidas, prestaciones o ayudas públicas para este fin y que el nivel anual de rentas de los solicitantes no supere unas cifras establecidas en función de la categoría de la familia.

Por lo que respecta a la contratación de cuidadores para personas dependientes o mayores de doce años con discapacidad, los requisitos serán similares, atendiendo también a criterios de compatibilidad de horarios, capacidad económica anual y derechos a prestaciones públicas destinadas a este fin. En ambos casos, entre los beneficiarios de estas ayudas y la persona contratada, que podrá tratarse de un particular o de un trabajador procedente de una empresa dedicada a este fin, no podrá existir un vínculo familiar de primer, segundo o tercer grado o relaciones asimilables a las familiares.

Las ayudas deberán ser tramitadas a través de los Centros Agrupados de Acción Social (CEAS) de la provincia. Todavía se desconoce la cuantía de la subvención, haciendo imposible conocer si será suficiente para cubrir los gastos que pueda suponer la contratación de un cuidador. Lo que sí se conoce es que, en el supuesto de que la persona solicitante cumpla con los requisitos, el cobro de la subvención tendrá lugar una vez que haya finalizado la contratación del cuidador y siempre que sean presentados antes de la conclusión de los dos meses siguientes una serie de documentos justificativos.

Entre los documentos necesarios figuran, además de otros, el certificado del centro de trabajo de los progenitores o cualquier documentación acreditativa de la incompatibilidad de horarios laborales y el cuidado de los hijos durante el periodo de confinamiento, la documentación justificativa de la situación de confinamiento domiciliario del menor o la persona dependiente y el contrato firmado por la persona cuidadora, así como el alta y los pagos en la Seguridad Social y nóminas, o bien el contrato firmado con la empresa prestadora del servicio y las facturas del mismo.