Taller infantil de esgrafiado, en el patio de la Casa de Abraham Seneor. / Rocío Pardos
Publicidad

Conocer la historia, saber qué culturas han convivido en la ciudad a lo largo de los siglos, es actualmente una necesidad más que una obligación y una buena manera de acercar los acontecimientos históricos y las formas de vida de los segovianos de otras épocas es plantear un taller en el que los más pequeños, casi jugando, aprenden. Esa era la mecánica del taller de esgrafiado que se ha celebrado este medidía en el patio de la Casa de Abraham Seneor, el último gran rabino de Castilla, organizado por Turismo de Segovia dentro del programa de la Jornada Europea de Cultura Judía que precisamente se celebra mañana domingo 1 de septiembre en las ciudades que forman Sefarad, Red de Juderías de España.

Una treintena de niños de varias edades, acompañados de unos pocos adultos, ha atendido con un interés no fingido las explicaciones e instrucciones de Jerrey Tchadie, de HistoriActiva, un equipo multidisciplinar con amplia experiencia en el ámbito educativo. Además de introducirles en el arte del esgrafiado, una práctica decorativa mural de la que la ciudad de Segovia es uno de sus principales exponentes en España, les ha guiado por algunas cuestiones de la cultura judía –con leyenda incluida sobre el instrumento ceremonial shofar, un cuerno de cabra al que ha conseguido sacar sonidos– y les ha hablado de la convivencia pacífica durante muchas décadas entre moros, cristianos y judíos en la ciudad durante la Edad Media.

Ha contado también, por ejemplo, que el esgrafiado tiene su origen en el arte mudéjar y que en Segovia se generalizó a partir del siglo XIX por una normativa municipal, aunque hay testimonios del mismo en edificios históricos desde hace al menos 500 años.

Con unas plantillas de dibujos geométricos que proceden de esgrafiados segovianos, los participantes han trabajado sobre unas obleas o azulejos con los que han conseguido hacer su propio esgrafiado en pequeño.

Esta ha sido solo una de las actividades del programa preparado por el Ayuntamiento de Segovia con motivo de la Jornada Europea de la Cultura Judía. El viernes por la tarde se celebraron ya dos visitas guiadas y hoy mismo se ha celebrado otra sobre la Segovia sefardí, se ha presenado el libro ‘Los últimos días de Adonay en la ciudad menguante’, de Mariano Fuente, y al anochecer estaba previsto un paseo que recrea el recorrido de un cortejo fúnebre judío antes de su expulsión a finales del siglo XV.

Puertas abiertas

En el programa de mañana domingo, además de un concierto a las 20,30 horas en el patio de la casa de Andrés Laguna, habrá jornadas de puertas abiertas en el Centro Didáctico de la Judería, Puerta de San Andrés y Sinagoga de los Ibáñez (antiguo colegio Jesuitinas).