Manifestación del 8M el año pasado en la capital segoviana. / Kamarero
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia, a través de la Junta de Portavoces, ha consensuado un acuerdo institucional de apoyo a la lucha feminista con motivo de la conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. La alcaldesa, Clara Luquero, ha recalcado que “no se puede ser otra cosa que feminista desde la razón, es de sentido común, porque ser feminista es defender que hombres y mujeres tenemos exactamente los mismos derechos”.

Preguntada sobre la frase “sola y borracha quiero llegar a casa”, utilizada por el Ministerio de Igualdad en redes sociales para dar a conocer el anteproyecto de Ley de libertad sexual cuyo trámite inició esta semana el Consejo de Ministros, Luquero, que ha dado a entender que desconocía la polémica, no ha querido entrar en la misma pero sí ha apostillado que “una mujer tiene derecho a estar en la calle a la hora que quiera y sentirse segura”.

El acuerdo institucional, firmado por todos los grupos políticos con representación en el Consistorio segoviano, incluye un apoyo expreso a las reivindicaciones que se desarrollen en la ciudad el 8M. Asimismo, incide en la que se deben continuar las políticas globales y transversales de gestión pública “que cambien la realidad material de las mujeres, en aras de una igualdad real”, reforzar el compromiso institucional por la igualdad de género y contra la violencia machista, así como excluir de la programación de actividades municipales contenidos sexistas y fomentar iniciativas de asociaciones y organizaciones encaminadas a conseguir la igualdad efectiva.

Los grupos municipales de Podemos e IU han ido más allá al animar a la ciudadanía a participar en las convocatorias reivindicativas del 8M y defendiendo el citado anteproyecto de Ley de libertad sexual.

Podemos

En este sentido, el portavoz de la formación morada, Guillermo San Juan, acompañado en rueda de prensa por la coportavoz del partido en Segovia, Raffaela Galante, de Irene Rozas y de otras componentes del Grupo de Trabajo de Feminismos de Podemos en la capital, también ha rechazado la polémica.

“Siempre decimos que hay que ponerse por encima de las polémicas y de las palabras concretas, para gustos los colores, hay que ir al fondo de la cuestión, a la esencia”, ha asegurado San Juan para, a continuación, recordar que la nueva normativa tiene por finalidad defender la libertad sexual, de elección, “independientemente de otras circunstancias que hasta ahora se utilizaban para poner en tela de juicio las agresiones sexuales que sufren todos los días centenares de españolas”.

Galante ha destacado como aspectos fundamentales de la futura Ley desde el título, al poner un derecho humano como es la libertad sexual en el centro para, entre otros aspectos, no cuestionar la palabra de la mujer agredida, a la incorporación de todas las violencias machistas (también la trata y la mutilación genital), que no distingue entre abuso y agresión sexual y, por otro lado, no tiene carácter punitivo, sino educativo, preventivo y de acompañamiento de las víctimas.

“Como hombre me siento muy tranquilo con una normativa que pone el foco en la libertad sexual porque es un elemento de seguridad jurídica. Se tiene que preocupar quien hace acoso callejero o tiene conductas sancionables. La norma lo que hace es trasladar al ámbito jurídico lo que era una necesidad social”, ha concluido San Juan.