Publicidad

Los medios de comunicación acostumbran casi siempre a dar mayor o menor importancia a los eventos que ocupan las calles  en función del número de personas que responden a las convocatorias… a excepción de Segovia y el carnaval. Este acontecimiento festivo tiene año tras año el raro misterio de conseguir una multitudinaria pero fugaz participación popular que asiste de forma episódica a los actos más significativos, consiguiendo el trampantojo de una gran presencia de público que en pocos minutos se desvanece.

El desfile del Martes de Carnaval tiene desde hace años esa mágica virtud de lo efímero, con una impresionante participación popular a lo largo del trayecto que se desvanece en cuanto pasa la última comparsa carnavalera.  El hecho de que sólo los niños y jóvenes disfrutan de días festivos justifica la lógica incompatibilidad de prolongar la presencia de público más tiempo de lo que la prudencia aconseja para llegar al trabajo a los mayores, pero los segovianos no se resignan a agarrar cualquier propuesta de fiesta, venga por donde venga.

Con el mismo recorrido que el desfile inaugural del sábado, y con los mismos ingredientes, la comitiva carnavalera partió desde la avenida del Acueducto  con los malabaristas y zancudos como heraldos, y el ritmo de la percusión de Os Batucones como banda sonora. Tras ellos, los integrantes de Paladio Arte abrían el desfile con sus máscaras de inspiración en el teatro clásico y con un artefacto musical de la era post-punk como contrapunto.

Tras ellos, y en el mismo orden que el sábado, las comparsas volvieron a lucir sus motivos y disfraces de este año, alentados por la música de los espinariegos El Puntillo Canalla y las charangas Gurugú y La Chicuelina. Con algunos de sus efectivos mermados con respecto al desfile inaugural, Para Que tu lo Bailes hizo gala de su disciplina coreográfica y sus ganas de divertirse, al igual que la divertida recreación hindú de Los Semaforitos, y los ‘pollitos’ de la granja de los chicos y chicas de Apadefim.

De igual modo,  La Semifusa contagió al público el entusiasmo juvenil de ‘Grease’ y Vacceos conjuraron a las hadas del bosque para hechizar a sus convecinos con el influjo carnavalero; y por si fuera poco, los compañeros de Harry Potter de Los Chirigoteros multiplicaron el efecto mágico con sus varitas.

La coda al desfile la pusieron las comparsas infantiles de los colegios Villalpando y Elena Fortún, con sus coloristas y vistosas propuestas dedicadas a los payasos y a la naturaleza.

Las comparsas llegaron a la Plaza Mayor, donde la orquesta La Huella puso el brillante colofón a la jornada festiva, en la que se eligieron los mejores disfraces jóvenes de la fiesta.

PREMIOS DEL CONCURSO INFANTIL DE DISFRACES

El Centro Cultural San José de Segovia albergó el Concurso infantil de disfraces, con la participación de niños y niñas de todas las edades. Como previo a la celebración del concurso la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, ha destacado la importancia que en el carnaval de la ciudad tienen las actividades infantiles, que siempre cuentan con una nutrida participación. También ha estado presente la concejala de Cultura Gina Aguiar.

El jurado, compuesto por un representante de las comparsas oficiales del Carnaval, ha evaluado cada uno de los disfraces y ha decidido los ganadores.

En la categoría individual han participado 31 niños y niñas, cuyas edades oscilaban entre los 2 años y los 11. En esta categoría han resultado ganadores Izan Galán Municio, de 4 años con el disfraz de Máquina grúa de peluches; Sofía Martín Rubio, de 7 años (Lavadora); Gabriela Sanz Álvarez, de 8 años: (Maléfica), Leire González González, de 9 años (Avatar), Elisa Martín Rubio, de 10 años (Robot) y Sara Mínguez Blanco, de 10 años (Cándido, Mesonero Mayor de Castilla).

 

En la categoría grupal, se han inscrito 21 grupos, que han ido desde los 2 componentes hasta los 12 de La Mascarada, disfrazados de los distintos personajes, mesa de té incluida, de Alicia en el País de las Maravillas. En esta categoría han resultado ganadores: Vive el Carnaval!, de dos componentes: (Bajo el mar), Painés, de dos componentes (Costurero antiguo), Miss potatoes en Segovia, 2 componentes, Tiovivo carnavalero, de 6 componentes, El parque, de 10 componentes y Los caballitos, de 5 componentes

 

El jurado también ha seleccionado las comparsas escolares y no escolares que lucieron el mejor disfraz en el desfile infantil del Lunes de Carnaval.  Los premios fueron para el CEIP Elena Fortún en categoría infantil y el CEIP Villalpando en Primaria, y para Encinillas &Cia en comparsas no escolares.