Aplausos de sanitarios para sanitarios

El Servicio de urgencias del hospital rinde homenaje a los médicos residentes por su trabajo en la pandemia

Publicidad

El Personal médico y de Enfermería del Servicio de Urgencias hospitalarias se citaron ayer miércoles por la mañana en el salón de actos del Hospital General, observando estrictamente las medidas de seguridad y de distancia social, para homenajear el trabajo de los residentes de segundo y tercer año de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria que durante los días más difíciles de la Covid – 19 estuvieron trabajando codo con codo con el personal del servicio.

Las trágicas vivencias, su decidido apoyo y su predisposición día a día, fueron agradecidos de manera simbólica con unas figuras de cerámica, gentileza del artesano Ignacio Sanz Martín, con inscripciones de Jesús de la Cruz Leonor.

Precisamente el salón de actos fue una de las salas del Hospital que hubo que habilitar para ampliar las camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCIs).

En el acto intervinieron la doctora Isabel Marcos Sánchez, responsable de la Docencia y el doctor Gómez de Montes, jefe del Servicio. Ambos recordaron los duros momentos vividos en clave de agradecimiento.

El homenaje se dirigió de manera especial a la supervisora del Servicio, Esther García Gil, a la que se agradeció su entrega durante los momentos más difíciles. El agradecimiento lo extendieron a todo el personal del Servicio (enfermeras, auxiliares, técnicos de rayos, celadores, administrativos, servicio de limpieza, seguridad, personal médico…), con el que compartieron la asistencia a los pacientes en primera línea, el cansancio, la incertidumbre; a veces el miedo y el dolor por las pérdidas personales, o de la compañera Marisol Sacristán, celadora del complejo hospitalario. Ambos responsables señalaron, además de la importancia del trabajo realizado, la capacidad para implementar cambios en el servicio en cada momento, para adoptar nuevos esquemas terapéuticos según se iban acordando y la exposición al riesgo siempre generosa con la protección que en cada momento había.