Carnicas Tabladillo Visita Presidente Junta Alfonso Fernandez Manueco KAM1294
El presidente de la Junta conoció el proceso de sacrificio y envasado de los cochinillos segovianos en Cárnicas Tabladillo. / KAMARERO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, destacó ayer el “efecto tractor” que suponen las industrias agroalimentarias de la región, en la diversificación de la economía, la creación de empleo, y la dinamización del medio rural. Así lo dijo en la visita que hizo, junto a otras autoridades regionales y provinciales, a Cárnicas Tabladillo, empresa familiar que ha cumplido 50 años y que es líder del sector del cochinillo a nivel nacional.

Esta industria, implantada en un núcleo de 50 habitantes y dependiente del Ayuntamiento de Santa María la Real de Nieva, exporta a más de 20 países, y gracias a la innovación y la implantación de la quinta gama, ha hecho frente a la crisis económica del sector generada por el cierre del canal Horeca.

Mañueco resaltó el apoyo que desde la Junta se da a la industria agroalimentaria por tratarse de un sector prioritario y estratégico para la Comunidad. “Somos la Comunidad que más apuesta por la industria agroalimentaria”, dijo a la vez que matizó que la Junta de Castilla y León “no espera a la llegada de fondos europeos de nueva generación para apoyar al sector, sino que lo hace ya con fondos propios y ayudas reales”.

Acompañado por el alcalde en funciones de Santa María, Jaime Pérez; el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente; el secretario autonómico del PPCyL, Francisco Vázquez; el delegado de la Junta, José Mazarías, y el consejero de Agricultura en funciones, Juan Carlos Suárez Quiñones; Mañueco explicó que el apoyo autonómico a la industria agroalimentaria se acaba de reforzar con una nueva convocatoria de ayudas a la transformación y comercialización de los productos agrarios, silvícolas y de la alimentación por importe de 27 millones de euros, que se publicó ayer en el Bocyl. Esta nueva convocatoria está destinada a apoyar las inversiones para compra de maquinaria y de equipos.

Entre las novedades de esta convocatoria destaca que se ha elevado las intensidades de ayuda hasta los niveles máximos permitidos por la normativa comunitaria, para favorecer el esfuerzo inversor, la modernización de las empresas agroalimentarias y su capacidad de adaptación a un escenario cambiante y complejo como el actual. La ayuda máxima es de 1.800.000 euros y el plazo para la presentación de solicitudes está abierto hasta el 30 de septiembre de 2021.

cuadro OK

Según Fernández Mañueco, con esta nueva convocatoria la Junta de Castilla y León apuesta por apoyar las inversiones sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, la introducción de nuevas tecnologías, la digitalización y robotización en las empresas y la eficiencia energética.

Durante su intervención en la visita a Cárnicas Tabladillo, el presidente de la Junta recordó que el sector agroalimentario cuenta con 3.000 empresas en la región, que generan más de 38.000 empleos y una cifra de negocio anual superior a los 10.000 millones. Además, es un sector que el año pasado exportó productos por valor de 2.400 millones, con un crecimiento del 30% en los últimos cinco años, y que prevé seguir creciendo. “Han sido un ejemplo durante la pandemia, son un ejemplo en Castilla y León y en España y el esfuerzo que realizan se merece el apoyo de todas las administraciones públicas y en concreto el de la Junta de Castilla y León”, afirmó el presidente.

En este sentido, también explicó que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural acaba de resolver la convocatoria de ayudas para la transformación y comercialización de productos agrarios, silvícolas y de la alimentación en Castilla y León por importe de 21,2 millones.

Resoluciones

En esta convocatoria se han resuelto favorablemente expedientes de inversión correspondientes a 46 empresas, que van a percibir un total de 21.218.877 euros de subvención. La mayoría de estas empresas, un 67%, son pymes. En concreto, se han resuelto positivamente 31 solicitudes de pymes y 15 de grandes empresas. Entre los beneficiarios de estos apoyos se encuentra precisamente Cárnicas Tabladillo, que ha recibido una ayuda de más de 600.000 euros.

Con estas ayudas se apoyan inversiones por valor de 66.876.267 euros, lo que va a permitir el mantenimiento de 4.268 puestos de trabajo y la creación de cerca de 200 nuevos empleos. Junto al criterio del mantenimiento del empleo, en la presente legislatura se han incluido otros criterios de selección dirigidos a primar las inversiones que se ubiquen en territorio rural, que tengan en cuenta el carácter asociativo de la empresa, la participación de los productores primarios en el proyecto, el emprendimiento joven y el femenino, así como una apuesta por el empleo joven y el femenino.

El máximo responsable de la empresa, Fernando María, junto a sus hijos Esther, David e Israel, recibió a las autoridades y les mostró las instalaciones, de las que salen diariamente más de 3.000 cochinillos (312.238 el año pasado), tanto de Marca de Garantía como convencionales. La empresa, que cuenta con la marca de productos elaborados La Quinta, tiene una plantilla de 64 trabajadores, que se elevan a 76 contando con las granjas productoras.

Cárnicas Tabladillo

Cárnicas Tabladillo es una empresa familiar con más de 50 años de experiencia en la cría y elaboración en exclusiva de cochinillos de Segovia para su venta y distribución. Con una capacidad para dar salida a más de 3.000 canales diarios, actualmente se ha consolidado como la mayor empresa productora de Cochinillo de Segovia, siendo líder en el mercado nacional, y con una amplia presencia y fuerte expansión en el mercado internacional. Se trata de una empresa innovadora, que exporta a más de 20 países. El último lugar donde se ha introducido es Filipinas. La mayoría de sus ventas en el exterior tienen como destino Portugal, Francia e Italia.

La empresa, colabora con la Junta en el objetivo de reconocer el cochinillo de Segovia como Indicación Geográfica Protegida (IGP).