Miguel Mirones (ICTE); Francisco Vázquez, presidente de la Diputación de Segovia; Mariano Palacín (Asociación de Periodistas de Turismo); Jaime Pérez, diputado de Promoción Económica; y Fernando Fraile (Instituto de Calidad). / E. A.
Publicidad

Los grandes eventos no asustan a Alimentos de Segovia. La marca de la Diputación demostró que tiene logística para dar respuesta a casi todas las circunstancias relacionadas con el suministro de productos para altas concentraciones de personas. Diez empresas adscritas a la marca Alimentos de Segovia, más los productores de vino de la Denominación de Origen Valtiendas, la única segoviana, fueron las protagonistas de la gala de entrega de las distinciones ‘Q’ de Calidad Turística que otorgó el jueves el Instituto para la Calidad Turística Española en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid.

Estas firmas aportaron más de 250 kilos de comida y unos 400 litros de bebida que se sirvieron en la gala para satisfacer los paladares de los 1.000 invitados a la ceremonia. Se repartió queso, salchichón, chorizo, lomo, jamón, torreznos con chocolate y judiones. Todo ello regado con vino verdejo, tinto y cerveza.

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, estuvo presente en la gala de entrega de los distintivos ‘Q’ de Calidad Turística, en la que la producción agroalimentaria segoviana tuvo la oportunidad de exhibir sus grandes valores ante un selecto público. Al acto asistieron también, entre otros, la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto; el secretario general adjunto de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Jaime Alberto Cabal Sanclemente; el presidente del ICTE, Miguel Mirones, y su director general, Fernando Fraile; el presidente de la Federación Española de Periodistas de Turismo, Mariano Palacín; y el diputado de Promoción Económica, Jaime Pérez.

En el catering se distribuyeron 80 kilos de queso de El Molinero de Espirdo y del Capricho de Sacramenia, que además aportó 1.000 yogures de diferentes sabores; 25 kilos de chorizo, 25 de lomo y 25 de salchichón suministrados por Embutidos Vegaseca de Cuéllar; seis jamones y diez kilos de torreznos con chocolate procedentes del Museo Gastronómico de Segovia; y una degustación de judiones de la Granja elaborados por la Finca el Pinar, de Codorniz.

Estos productos estuvieron regados por 90 litros de cerveza San Frutos, Goose y 90 Varas; cien botellas de vino blanco Erre y doscientas botellas de tinto que entregaron los productores de Valtiendas acogidos a la Denominación de Origen.

A los empresarios participantes se les permitió montar un espacio promocional en las instalaciones donde se celebró la entrega de distinciones.

OTROS EVENTOS No es la primera vez que Alimentos de Segovia participaba en eventos promocionales en la capital de España. Ya suministró el catering en el palco del partido de baloncesto Estudiantes-Barcelona y presentó sus productos a la Asociación de Hosteleros ‘La Viña’, una de las más importantes y principal referencia de agrupación de hosteleros en la Comunidad de Madrid.

En la provincia de Segovia hay once centros y empresas que cuentan con el distintivo ‘Q’ de Calidad Turística. Se trata de los Parques Naturales de las Hoces del río Duratón y las Hoces del río Riaza, que superaron en noviembre de 2018 la auditoría que articula este marchamo y renovaron su ‘Q’; los Paradores de Turismo de Segovia y de La Granja, el restaurante José María (en Segovia capital) y la oficina de Viajes Eroski ubicada en el centro comercial Luz de Castilla.

También tienen este sello el Centro de Recepción de Visitantes del Azoguejo y los puntos de información turística de La Judería, la Muralla y la estación del AVE Segovia – Guiomar, además de la Oficina de Turismo de la Junta situada en la Plaza Mayor de la capital.