El Alcázar cuenta con cerca de 50 zonas de interés geológico

El doctor en Geología Andrés Díez Herrero sugiere la creación de una ruta específica por el monumento y su entorno para mostrar la huella geológica que la historia ha dejado

431
Publicidad

Relacionar a priori el Alcázar con un mar tropical y fósiles de más de 80 millones de años resulta difícil de asumir, aunque los poetas y escritores lo han imaginado en ocasiones como un gran barco que parece surcar los mares de la meseta castellana. La investigación y los hallazgos geológicos han hecho posible esta aparente contradicción al descubrir en el peñón que sustenta la fortaleza afloramientos de dolomías en el foso y el sótano donde se han hallado fósiles que señalan como cierta la presencia de un mar tropical hace 800.000 siglos, así como otros tantos puntos de interés geológico que pueden explotarse como recurso turístico complementario  a las visitas al monumento.

Esta idea centró la conferencia pronunciada ayer en la Academia de Artillería por el doctor en Ciencias Geológicas y representante del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) Andrés Díez Herrero, organizada por el Patronato del Alcázar en el marco del convenio de colaboración suscrito con la citada institución, que llevó a la sala Loygorri del centro de enseñanza militar a profesionales, guías turísticos y alumnos del Grado de Turismo de la Universidad de Valladolid para conocer las especificidades de la oferta geológica que conserva el monumento.

El conferenciante señaló que el Alcázar cuenta en la actualidad con cerca de medio centenar de puntos de interés geológicos tanto en el propio monumento como en su entorno. Así, puso de manifiesto que tanto en el parque norte como en el sur existen evidencias que ponen en valor la importancia geológica de su entorno. De igual modo, señaló que en gran parte de los materiales con los que fue construida la fortaleza se puede leer la evolución geológica del entorno, al igual que en los muchos elementos singulares de interés geológico que pueden ser contemplados desde los múltiples miradores y terrazas del monumento.

Por otra parte, subrayó  que la geología ha estado siempre ligada a la historia de la fortaleza a través de la valiosa colección de minerales, rocas y fósiles del Real Colegio de Artillería, incluida entre las más antiguas documentadas del mundo, así como la contribución a la ciencia geológica de personajes como Alfonso X El Sabio o el químico francés Louis Proust.

Por todo ello, Díez Herrero señaló que el Alcázar cuenta con un gran número de recursos que pueden ser explotados como valor añadido a la visita al monumento, por lo que en su opinión sería aconsejable la creación de una ruta específica para dar a conocer el valor geológico de su entorno.

También se refirió al estado de conservación de los macizos rocosos sobre los que se sustenta la fortaleza, y aseguró que se encuentran en buenas condiciones, aunque señaló que conviene mantener un seguimiento constante de su evolución para evitar cualquier contingencia. Sobre este asunto, señaló que el IGME llevará a cabo en breve un estudio específico que determinará de forma fehaciente su grado de conservación y las medidas a adoptar si fuera necesario.