Publicidad

Tener una buena idea no siempre es sinónimo de éxito, pero si esa buena idea se desarrolla hasta convertirse en un proyecto ambicioso, y ese proyecto a su vez se cruza en el camino de alguien dispuesto a apostar por él, el camino se despeja y la primera fase parece más cerca de superarse.

Con la idea de acercar los proyectos de empresarios y emprendedores segovianos a los inversores que puedan hacerlos realidad, la sala Julio Michel de La Cárcel Centro de Creación acogió la primera edición del foro empresarial y de inversión ‘Segovia Business Market’, una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Segovia y enmarcada en la Red de Ciudades Business Market.

Más de cien empresas, 35 emprendedores y siete ‘startups’ tecnológicas se dieron cita con más de una decena de inversores y una capacidad de inversión conjunta superior a los 100 millones de euros dentro de un programa con conferencias, mesas redondas, espacios de ‘networking’ y rondas de negocio destinadas a fomentar el emprendimiento, el intraemprendimiento y el desarrollo empresarial de Segovia, así como su posicionamiento como ciudad de oportunidades.

“Inversores, redes de ‘venture capital’ (fondos que invierten en empresas que se encuentran en fase inicial) y otras organizaciones internacionales han empezado a descubrir lo que es Segovia y las oportunidades que ofrece”, aseguró Josu Gómez, impulsor de la iniciativa Business Market. “Van a salir acuerdos muy interesantes para el futuro de la ciudad y de sus empresas”, predijo.

“Las rondas de inversión en una fase inicial de emprendimiento pueden atraer entre 50.000 y 150.000 euros, pero esto solo es el inicio de un trabajo continuo cuyos frutos se podrán medir pasados al menos seis meses”, aclaró el también experto en liderazgo, emprendimiento e innovación.

Asimismo, Josu Gómez destacó que el foro también ha servido para que los inversores se hayan interesado por las posibilidades que ofrece Segovia para instalar sus empresas, preguntando por la cantidad de metros de suelo industrial disponibles, y por el proyecto del Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (CIDE) del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT) como punto diferencial.

Satisfacción e ilusión

Del mismo modo, los empresarios y emprendedores segovianos recibieron con ilusión la opción de presentar sus proyectos en busca de asesoramiento y financiación. “Hemos desarrollado una aplicación móvil de actividades deportivas y recreativas y estamos en la fase crítica de encontrar los primeros usuarios y la inversión necesaria para salir adelante y poder monetizarla”, aseguraron los hermanos José Manuel y Luis Felipe Barba, creadores de Athletapp.

En la misma línea se mostró Fernando Fuentenebro, de Scarlip Custom, que acudió con la idea de atraer inversores a su empresa, que engloba desde actividades de ocio y turismo hasta un equipo de competición y ventas online. “Creo que Segovia es la gran desconocida, la cercanía a Madrid hace que las inversiones se desvíen allí, pero somos más que hostelería, agricultura y ganadería”, aseguró.

Con ánimo de aprender para continuar desarrollando su empresa se presentó Jorge Martín, que se encuentra constituyendo la consultoría legal Martín Boutique Legal, mientras que César Otero, de Deutschecars, empresa dedicada a la venta por internet de coches de importación, aseguró que la cita le permitía captar ideas para tratar de dar un impulso a su compañía. “Funciona bien, pero no crece, nos falta recibir un empujón”, admitió Otero, que consideró el foro un escaparate inmejorable para Segovia y sus posibilidades económicas.

Por su parte, el concejal de Desarrollo Económico y Empleo del Ayuntamiento de Segovia, Jesús García Zamora, valoró la aceptación de empresarios, inversores y emprendedores de Segovia, completando el cupo de inscripciones con varios días de antelación, y remarcó el objetivo que persigue el Consistorio: situar a Segovia como una ciudad atractiva para la inversión y puntera a la hora de crear y recibir talento. En la misma línea se mostró el concejal del PP José Luis Horcajo, que remarcó la necesidad de atraer innovación a la ciudad.