Los efectivos de Medio Ambiente de la Junta con la culebra de escalera. / E.A
Publicidad

Agentes medioambientales del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta en Segovia capturaron la pasada semana una culebra de escalera que se había introducido en el interior de una vivienda de la localidad de Navafría.

Los agentes fueron movilizados a raíz de una llamada que realizó la propietaria del inmueble al Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León para alertar de la presencia de este ofidio en su casa.

Los efectivos de Medio Ambiente acudieron a la vivienda y localizaron al ejemplar que se había escondido debajo de unos enseres. El animal había accedido al lugar desde un gran patio interior de la casa.

Lo capturaron y comprobaron que se trataba de un ejemplar joven de culebra de escalera, especie no venenosa e inofensiva que además es bastante huidiza, como el resto de ofidios ibéricos. La culebra se encontraba en buen estado e inmediatamente fue liberada por los agentes en una zona del monte, alejada del casco urbano, con refugio, y óptima para esta especie.

La culebra de escalera figura en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Real Decreto 139/2011 de 4 de febrero), es decir, está protegida en la legislación vigente.

Es una de las especies más comunes en el pie de monte de la Sierra de Guadarrama, sus principales amenazas son las derivadas de la pérdida de hábitat y las relacionadas con la presencia del ser humano, como la muerte por atropellos en carreteras, por la costumbre de la especie de tomar calor del asfalto, en las primeras y últimas horas del día.

Esta culebra no solo no posee veneno y es absolutamente inofensiva, sino que contribuye al control de otros animales, cumpliendo un papel fundamental dentro del ecosistema.