Aforos máximos al 75% desde mañana en hostelería y comercio desde este domingo

La afluencia máxima seguirá limitada, aunque Sanidad revisará cada semana los límites establecidos

951
Publicidad

El aforo máximo en espacios cerrados será del 75 por ciento en Castilla y León, como norma general, desde este domingo 21 de junio, día en el que la Comunidad se adentra en la fase de la desescalada de la pandemia del coronavirus denominada como nueva normalidad.

La cifra supone un importante avance para provincias como Segovia, que pasa directamente desde la fase 2 a equipararse al resto de la región, y a la mayoría de la geografía española.

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, reveló este detalle en una rueda de prensa posterior a la celebración de un Consejo de Gobierno extraordinario, en el que el Ejecutivo autonómico autorizó el acuerdo que regula las condiciones de esta última fase de desescalada; y que será publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL).
Concretamente, el ‘Plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19 tras la expiración de la vigencia del estado de alarma’, que se publicará hoy, entrará en vigor a las 00.00 horas del domingo 21 de junio, momento en el que decaen las limitaciones a la libre circulación ciudadana entre provincias y comunidades autónomas.

Entre las obligaciones incluidas en este plan está la obligación general de mantener la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros y el uso de mascarilla obligatorio cuando no se pueda garantizar esa separación.

Asimismo, con carácter general se autoriza la reapertura de todo tipo de servicios y establecimientos con atención al público bajo determinadas medidas de prevención, como limitaciones de aforo o la aplicación de medidas higiénicas.

Por norma general, los aforos máximos quedan fijados hasta en un 75 por ciento en establecimientos y locales comerciales minoristas, en mercadillos en la vía pública o en el consumo en el interior de los establecimientos de hostelería y restauración, donde el consumo podrá realizarse en barra o sentado en mesa o en agrupaciones de mesa, cuya ocupación máxima será de 25 personas.

Asimismo, en las zonas comunes de los hoteles y alojamientos turísticos la ocupación tampoco podrá superar el 75 por ciento de su aforo, al igual que en monumentos y equipamientos culturales; cines, teatros, auditorios, circos, etc.

En el caso de otros recintos o locales destinados a espectáculos, estos podrán desarrollar su actividad a un 75 por ciento de ocupación, con un límite máximo de 500 personas para lugares cerrados y de mil en el caso de ser al aire libre.

En discotecas y resto de establecimientos de ocio nocturno, el aforo quedará limitado a un tercio, pero deberá respetarse la distancia del metro y medio en todo el recinto, como la pista de baile, mientras que en los casinos y locales de juego podrán abrir con dos tercios de su ocupación.

EL DEPORTE CON CONTACTO FÍSICO SEGUIRÁ PROHIBIDO

La práctica de la actividad física y deportiva no federada y al aire libre podrá realizarse en la nueva normalidad de Castilla y León de forma individual o colectiva siempre que no conlleve contacto físico, mientras que en las instalaciones deportivas el aforo quedará limitado al 80 por ciento. Así lo recoge el Acuerdo aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta, que de forma extraordinaria ha dado luz verde a su plan para la nueva normalidad ante la pandemia del coronavirus, que entra en vigor esta noche a las 24.00 horas, cuando decaiga el estado de alarma.  En relación a la actividad federada de ámbito autonómico y nacional que se desarrolle en Castilla y León y que sea no profesional se mantendrá un tope máximo de 25 participantes, salvo casos excepcionales.