Uno de los andenes de la vieja estación de Segovia. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La Asociación de Vecinos Santa Teresa-Puente Hierro, la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Segovia y la Asociación Amigos del Ferrocarril ‘Ciudad y Tierra de Segovia’ han mantenido una reunión esta semana con directivos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), a los que han planteado sus propuestas de futuro para la antigua estación de tren de Segovia, que pretenden revitalizar este espacio y su entorno, en el barrio de Santa Teresa-Puente Hierro. Estos colectivos han mostrado su satisfacción por la “atención” y “disposición” con la que atendieron sus demandas.

El proyecto de futuro incluye siete iniciativas. La primera se refiere a la construcción de un centro cívico y cultural para el barrio, que se ubicaría en el actual edificio de la estación, con la reconversión de espacios que pueden ser declarados Bien de Interés Cultural (BIC). También se prevé la instalación de un albergue de peregrinos en otro de los inmuebles de la estación.

Además, se contempla la construcción de viviendas de protección oficial, con la reconversión del suelo de la residencia de maquinistas; la instalación del Museo del Ferrocarril en las vías 4, 5, 6 y 7, para exposición de material rodante; un parque de ocio, con parques infantiles, arbolado, tren jardín, vía verde y camino de Santiago; una sala de lectura y almacén de jardinería, con la reutilización de la cochera de locomotoras, lamparería y casetas de guarda agujas, y otros terrenos libres para equipamientos, con la conservación de las vías 1, 2 y 3 para uso técnico de trenes históricos y servicio Regional.

Durante el encuentro con Adif se trató el tema de la declaración BIC para la estación, incoado desde hace 36 años, para la que existe “cierta complejidad” por las distintas administraciones (autonómica y estatal) que tienen competencia, debido al cambio de legislación que se produjo durante el proceso de su expediente. No obstante, los colectivos explican que Adif ha solicitado un proyecto para la rehabilitación de la estación con cargo al 1,5 por ciento cultural que cada año convoca el Ministerio de Cultura. En el caso de que sea concedido, Adif prevé recuperar la fachada del edificio y de la denominada ‘sala regia’ en su interior, lugar en el que se situaría el centro cívico tan demandado durante años.

Respecto  a las líneas ferroviarias que atraviesan la provincia, concretamente en la red convencional, el ente público ha confirmado la dedicación de inversión para el mantenimiento de la línea Villalba-Segovia y, en el caso de la línea Madrid-Aranda de Duero-Burgos, al ser un tema de “mayor profundidad competente a otros departamentos”, no se ha detallado.

Los colectivos segovianos también preguntaron sobre la última resolución publicada en el mes de septiembre por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que permite la “exención” por parte de Adif de aquellas estaciones “no estratégicas” y que incluye a las estaciones segovianas de la línea Villalba a Segovia. Los representantes del ente público aclararon que dicha declaración, pese a su término confuso, “no refiere a que vaya a cerrarse ninguna instalación”. Y serán incluidas, como cualquier otra estación de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG), para el acceso  de nuevos operadores ferroviarios interesados a partir del año 2027. Asimismo, sobre la línea Segovia-Medina del Campo (hoy, en su mayor parte, vía verde), se ha consultado sobre el mantenimiento de la estructura metálica del viaducto de Tejadilla (Puente Hierro), quedando por parte de Adif, “su compromiso sobre su cuidado”. “También nos comentaron —explican los colectivos segovianos— que fue planteado al Ayuntamiento de Segovia su inclusión como parte de la vía verde, propuesta que fue rechazada por éste. Cabe recordar que, originalmente, la vía verde estaba proyectada que comenzara desde la propia estación de ferrocarril”.

Respecto al proyecto de la nueva estación de autobuses, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias reconoce conversaciones con la administración local y autonómica competentes, en pasadas legislaturas, si bien, recientemente no han vuelto a mantener ninguna sobre este tema. Desde el ente público “desconocen las últimas declaraciones tanto del propio consejero de Fomento como de la propia alcaldesa, ya que la postura de Adif es la aceptación de cualquier propuesta que se ajuste a una de las seis alternativas que se recogen en el estudio de racionalización de la estación y que, cuya liberación de los terrenos, costaría entre uno y dos millones de euros”.