Absuelto el ex presidente de Vox por una supuesta agresión

Nazario Merino había sido denunciado por uno de los participantes en una concentración contra el primer acto de precampaña de la formación política a las puertas del hotel Cándido en enero de 2019

491
El Juzgado de Instrucción 3 de Segovia ha absuelto a Nazario Merino en el juicio por lesiones iniciado tras la denuncia presentada por José Luis Soldado Carbonero por unos hechos ocurridos el 13 de enero de 2019 a las puertas del hotel Cándido de Segovia, donde se celebraba una reunión del partido Vox.
La sentencia señala que no queda acreditado que con ocasión de unas fotografías que el denunciante estaba realizando durante una reunión de este  partido, el denunciado, Nazario Merino, “hubiera agredido físicamente al denunciante causándole lesiones constitutivas de delito leve”.
La titular del Juzgado considera que no existe actividad probatoria objetiva suficiente para  desvirtuar la presunción de inocencia del denunciado, ya que hay versiones contradictorias de cada una de las partes. El denunciante declaró que el denunciado “se le dirigió de forma violenta cuando éste se encontraba junto con otras personas en la puerta del citado hotel haciendo fotografías, llegando incluso a agredirle físicamente causándole lesiones”.
Por el contrario, Merino afirmó que fue el propio José Luis Soldado Carbonero quien,  junto con otras personas que estaban concentrándose en las puertas del citado hotel, “le increpó con su actitud violenta y reivindicativa”, señala la sentencia.
En el juicio oral dos testigos corroboraron la versión de cada una de las partes “por lo que poco suman dichas declaraciones para el esclarecimiento de los hechos denunciados”, según la juez, quien destaca la declaración testifical prestada  por la testigo a instancia de la parte denunciada.
Esta testigo, que se encontraba junto a Nazario Merino, que era entonces el máximo dirigente provincial de Vox, afirmó que “sintió auténtico temor por la actitud violenta” de las personas que se habían concentrado en contra de la reunión convocada por Vox, entre las que se encontraba el denunciante, “y que en ningún momento vio que el denunciado agrediera físicamente al denunciante”.
Además, recuerda la sentencia, que el grupo de manifestantes, en el que se encontraba Soldado Carbonero,  “no tenía una actitud del todo  pacifica”. Por ello se puede deducir que este no solo se encontraba,  tal como él afirmó,  ociosamente realizando fotografías del acto sino  que “apoyaba”  en cierta medida una reivindicación contra  el partido político que se reunía en el hotel.
Además, el informe médico forense de lesiones señala únicamente que el denunciante presentaba una erosión facial sin determinar ni especificar el tiempo de curación que necesitaba. 
Precisamente, y tras este altercado, el mismo partido político convocó otro acto en Segovia varias semanas más tarde, el 11 de abril, para presentar a sus candidatos a las elecciones. El mismo grupo también llevó a cabo otra manifestación en contra, y en el que se corearon gritos y frases amenazantes como ‘Nazario fascista, estás en nuestras lista’.
Por si fuera poco, aparecieron diversas pintadas en varias calles del casco histórico contra Nazario Merino, y de las que el propio afectado dio cuenta a la Subdelegación del Gobierno en Segovia, señalando que se sentía amenazado.