Los estudiantes que lideran ABT: Catalina León, Manuela Camarero, Carlos Loaiza y Yosra Kok. / Roberto Arribas
Los estudiantes que lideran ABT: Catalina León, Manuela Camarero, Carlos Loaiza y Yosra Kok. / Roberto Arribas

“Una pandemia, un volcán y ahora una guerra en Europa. Nos está pasando de todo. En estos últimos años es probable que la historia se haya acelerado”, reflexionaba hace unos días el presentador de La Sexta José Miguel Monzón, más conocido artísticamente como el Gran Wyoming, haciéndose eco del sentir general de la mayoría de una población hastiada de tanta mala racha. Y es que llevamos más de dos años en los que la televisión, las radios y los periódicos han llenado sus espacios de noticias negativas sobre crisis sanitarias, desastres ambientales o conflictos armados, que parecen no cesar y que, según los expertos, propician el estrés y la angustia de quien se acerca a ellas para informarse. ¿Y si nos atrevemos a pensar en que la botella está medio llena en lugar de medio vacía? O, dicho de otro modo, ¿por qué no prestamos también atención a las noticias positivas?

Yosra Kok, estudiante holandesa de IE University en Segovia, se sentía abrumaba ante tanta cantidad de titulares negativos que copaban las noticias. Surgió su deseo de “compartir lo bueno de la vida”. Había que intentar que, de una vez por todas, las “cosas positivas” que suceden todos los días tuvieran una mayor visibilidad. Así nació ‘Absolutely Brilliant Times’ —traducido como ‘Tiempos absolutamente brillantes’, en siglas ABT—, un periódico online de estudiantes de IE University centrado en la difusión de noticias optimistas, “desde Legos que salvan arrecifes de coral y naranjas que se convierten en electricidad hasta una tortuga que viaja en un avión”, desvela Kok. Junto a ella conforman el equipo fundacional de la plataforma la estudiante colombiana Catalina León, la española Manuela Camarero y el ecuatoriano Carlos Loaiza, encargado del diseño de la web. Actualmente, más de una veintena de alumnos de la universidad de Segovia y Madrid, de distintos grados y nacionalidades, colaboran en el periódico digital, con decenas de artículos en inglés.

No es un corta y pega

El proceso de generación de contenidos es sencillo. Rastrean las noticias por todas las aplicaciones, medios de comunicación y plataformas, desde los medios tradicionales hasta Instagram, Twitter, Facebook o Tik Tok. “Buscamos por cualquier lado”, aseguran. No se limitan a hacer un “corta y pega” de la noticia y colgarla en la web de ABT, sino que la interpretan, vuelven a redactarla, y la adaptan al estilo y al gusto de los jóvenes de su generación.

“Detectamos informaciones que combinan el periodismo de calidad y que, a la vez, son optimistas, interactivas y dinámicas. Son noticias que, aunque las damos un toque fresco, no están solo pensadas para gustar a un público joven, sino que se dirigen a todas las edades. De hecho, varios de nuestros profesores nos dicen que les encantan nuestros artículos”, aseguran.

Un videojuego con sensores de movimiento que permite a los pacientes recuperarse mejor de un ictus, una investigación que señala que los propietarios de mascotas de larga duración tienen menos deterioro mental que los que no tenían ninguna mascota, o el descubrimiento de una nueva especie de diminutas ranas excavadoras en la selva del Amazonas con un increíble parecido con la rana de chocolate de Harry Potter son solo algunas de las decenas de noticias que están recogidas en el portal ‘Absolutely Brilliant Times’, que aspira a ser todo un referente para aquel que quiera informarse con una sonrisa.

Además, ABT ha sido seleccionado para la exhibición de primavera de IE Blueprint, un espacio disponible en el campus de IE University en Segovia, organizado por Campus Life, donde se muestran aquellos proyectos de los estudiantes que impulsan y refuerzan los pilares en los que se asienta la universidad, como la diversidad, la creatividad, la sostenibilidad, las humanidades y el emprendimiento.

“Nuestro planeta tiene equilibro, no todo lo que sucede en nuestro mundo es negativo”, afirma Kok con rotundidad, que pone de manifiesto que “combatimos la fatiga y el estrés que producen las noticias malas y resaltamos los acontecimientos positivos recientes en todo el mundo”. Además, ABT rescata vídeos, imágenes o pequeñas noticias de autores externos, a las que dan crédito. Y no solo difunden a través de su sitio web (https://abtimes.org/) sino que también utilizan Instagram, LinkedIn, Twitter y Facebook para propagar optimismo, “puesto que está demostrado que este tipo de noticias producen un bienestar en los receptores”.

Kok insiste en que “en la parrilla actual de noticias globales, el contenido catastrofista toma la delantera; esto lo vemos en todas partes: titulares impactantes e imágenes terribles que nos abruman”. Por esta razón, afirma que, ahora más que nunca, es necesaria la existencia de medios como ABT. Y cita dos ejemplos para corroborar su afirmación: el portal estadounidense de noticias optimistas The Good News Network ha visto triplicarse el tráfico de su web, y la búsqueda de noticias positivas en Google se ha quintuplicado desde el comienzo de la pandemia. “Nuestra misión es alegrar el día a nuestros lectores y convertirnos en su fuente de buenas noticias. Somos el periódico de las personas positivas”, finaliza.