Jornada de lluvia en la entrada a la Plaza Mayor de Segovia. / NEREA LLORENTE

Abril de 2021 ha cumplido el refrán y también los dichos populares de las tierras segovianas. Ha sido un abril de “aguas mil” y ha visto como por Santa Catalina  llegó una amenaza para las cosechas llamada ‘Lola’.

En el pasado mes se han recogido 99 litros por metro cuadrado lo que constituye más del doble de lo normal y hace colgar la etiqueta de un abril “muy húmedo” en la capital, ya que se trata de datos del Observatorio Meteorológico de Segovia, situado en los Altos de la Piedad.

El día más destacado fue el viernes 2 con casi 18 litros, pero las precipitaciones en forma de agua se han hecho presentes en la ciudad en más de la mitad de las jornadas del mes. Además, han pasado cinco tormentas, los días  2, 3, 10, 27 y 28, cuando lo normal en el abril segoviano es recibir una, según las estadísticas del Observatorio Meteorológico de los últimos 30 años.

Durante el martes día 27 la borrasca ‘Lola’ se desplazó hacia el interior peninsular y se integró en una baja presión  que se había generado los días anteriores y que ocupaba toda la Península. Esta unión de las dos borrascas ha sido la causa de las lluvias y tormentas de los últimos días del mes, que bien puede responder al llamado ‘inviernillo’ que suele darse por Santa Catalina (29 de abril). Dicen en algunos pueblos que Santa Catalina altera el tiempo con frío y tormentas para fastidiar las cosechas a San Isidro. Así, el cuarto mes de 2021 ha sido el tercer abril más lluvioso desde 1991, después del de 2012 en el que cayeron 109 litros y del de 2018 que sumó 104 litros. El abril más lluvioso desde hace 60 años en Segovia ciudad se vivió en 1988 cuando se registraron 114 litros por metro cuadrado.

En cuanto a las temperaturas se puede hablar de un periodo ‘ligeramente cálido’ debido principalmente  a que las mínimas han sido  más altas de lo normal. Esto enmascara algunos días fríos como el 7, el 17 y el 18, cuando hubo heladas. La temperatura media del mes ha sido 10,4º; la máxima 21,1º el día 1 y la mínima -2,8º el día 17.

Para  los próximos días, ya en mayo, se avecina un cambio en el tiempo. El domingo viene una borrasca con lluvia y bajada de temperaturas y el miércoles siguiente aparecerá otro frente pero no se esperan las heladas tan temidas por agricultores y hortelanos.