La fachada del Ayuntamiento, iluminada de color naranjas que identifica el Día de la Salud Mental. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Cada día en España diez personas se quitan la vida, una cifra que evidencia un grave problema de salud pública y el alto grado de sufrimiento y desesperación que se esconde tras una aplastante realidad muchas veces oculta, estigmatizada o deformada por tabúes.

Para evitar mitos e ideas erróneas los actos del Día Mundial de la Salud Mental han estado dedicados a la prevención del suicidio. “Con el lema ‘Conect@ con la vida’ queremos visibilizar la temática del suicidio desde la prevención y desde un enfoque positivo, y con el objetivo principal de reivindicar un abordaje transversal para poder mitigar sus efectos”, explica Rosario Martín Laguna, presidenta de la Asociación Amanecer – Salud Mental Segovia, haciendo referencia al lema del 10 de octubre.

Cada año en el mundo se suicidan 800.000 personas según datos de las OMS. En España, en 2017, fueron más de 3.600 las personas que lo hicieron, de las cuales 219 (156 hombres y 63 mujeres) residían en Castilla y León. El suicidio representa la principal causa de muerte externa en España, “de ahí la urgencia de exigir a nuestras instituciones una respuesta más efectiva que nos permita reducir estas cifras, como puede ser el aumento de profesionales de la psicología en Atención Primaria”, reclama Martín Laguna.

La Casa de los Picos alberga una exposición de trabajos realizados en Arteterapia. / NEREA LLORENTE

En el Hospital General se celebró la mesa redonda ‘Prevención del suicidio’, organizada por el Área de Rehabilitación Psicosocial del Servicio de Psiquiatría, que también inauguró en la Casa de los Picos una exposición de trabajos realizados en Arteterapia y presentó un fanzine elaborado en escritura creativa. Para finalizar el Día de Salud Mental la fachada del Ayuntamiento se iluminó con focos de color naranja.