Dos operarios trabajan en las obras de la carretera de circunvalación SG-20.
Publicidad

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, presidirá el próximo lunes, 27 de julio, a partir de las 12:30 horas, la puesta en servicio del último tramo de la SG-20, en Segovia, lo que supondrá la habilitación completa desde que hace años se iniciaron las obras de desdoblamiento de la variante de la ciudad. José Luis Ábalos estará acompañado, entre otros, por el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Castilla-León, Javier Izquierdo; por el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Cárlos Suárez-Quiñones; y el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente. Además acudirán los alcaldes de los municipios por cuyos términos municipales pasa esta carretera, convertida ahora en autovía, que son Segovia capital, La Lastrilla, y San Cristóbal de Segovia.

Para el acto de inauguración se ha habilitado un espacio donde se instalará un hito conmemorativo de la puesta en servicio de la infraestructura. Se encuentra en el punto de conexión con la carretera que comunica San Cristóbal de Segovia con el barrio de San Lorenzo, y donde se instalado una pasarela peatonal, la única de este tipo en todo el trazado de la SG-20.

Allí los técnicos de las empresas constructoras explicarán los detalles de la infraestructura, cuya construcción, cuyo presupuesto ha sido de casi 34,5 millones y de euros. Con ello se elimina el cuello de botella que suponía para la circulación entre Madrid y Valladolid a su paso por Segovia.

Los trabajos en esta carretera comenzaron en octubre de 2016, tras adjudicarse en dos tramos distintos: uno entre la A-601 y la CL-601, y el otro subtramo entre la CL-601 y la N-110. El de la zona Sur, denominado subtramo B, se terminó en octubre de 2019 y desde entonces funciona con doble carril en cada sentido. El subtramo A es el que se ha completado ahora y con el que se cierra la obra. Entre los retrasos sufridos, algunos se han atribuido a complicaciones técnicas surgidas a la hora de plantear cómo salvar los viaductos. Además sobre la base de uno de los puentes aparecieron restos de un antiguo vertedero, que hubo que tratar de forma especial.

También se ha retrasado la inauguración inicialmente prevista para esta semana, pues la recepción de la obra ya se ha realizado por parte de los técnicos de carreteras. Pero bailes de las agendas políticas lo han llevado al lunes.

Lunes de varios actos

El acto de inauguración de la SG-20 se produce en lunes, una fecha que sorprende por cuanto supone haber impedido a los usuarios utilizar la doble calzada a lo largo del fin de semana, que es cuando más tráfico soportan las carreteras. En estos últimos días las empresas de construcción de las obras ya se han retirado.

También hay quien ve un acto de contraprogramación política con la ceremonia de recuerdo a las víctimas del Covid, organizado por la Junta. Ambas administraciones, Ministerio y Junta, se atribuyen el haber sido los primeros en hacer la convocatoria. Pero la última cita llegada a los medios de comunicación ha sido la de la SG-20.