Los jugadores de la Gimnástica Segoviana felicitan a Dani Abad por su gol. /ROCÍO PRADOS.
Publicidad

Dos goles de Dani Abad en la primera mitad y otro de Asier tras la reanudación fueron suficientes para que la Gimnástica Segoviana sumara sus primeros tres puntos al casillero de la clasificación. No propuso nada el Mirandés B durante los primeros 45 minutos y el conjunto azulgrana les pasó por encima. Bien posicionados, presionando en campo contrario y con toda la fortuna que les faltó en Zamora de cara a gol, los de Manu González ahuyentaron todos los fantasmas y regalaron a los aficionados la primera victoria de la temporada (3-1).

Salieron muy enchufados los hombres de la Gimnástica Segoviana que presionaron al Mirandés B desde el minuto uno en su propia portería. En el Municipal de la Albuera siempre deben mandan los segovianos y desde los primeros minutos del encuentro lo hicieron. La primera oportunidad clara de gol nació en las botas de Dani Abad que por el carril del ocho progresó dejando a su paso hasta a tres rivales y poniendo un balón al punto de penalti desde línea de fondo que apunto estuvo Gómez de mandar al fondo de la red.

La volvió a tener en el doce la Segoviana pero fue en el diecisiete cuando el propio Abad abrió el marcador y puso el 1-0 en el luminoso. El delantero zurdo recogió un balón rebotado en el centro del campo, recorrió treinta metros hasta la salida de Alberto, que no pudo hacer nada ante el disparo cruzado al palo izquierdo de la portería del Mirandés. El equipo de Burgos no ofreció nada, sin recursos y totalmente superado los hombres de Javier Bañuelos solo pudieron defenderse de las continuas llegadas de los segovianos. Con el gol, la Gimnástica no se acomodó y buscó una y otra vez ampliar su ventaja. La tuvo Gómez, la tuvo Conde y la tuvo Javi Borrego pero todo fue gracias al centro del campo. Manu de stopper y Asier como creador de juego fueron la clave para que los azulgranas encerraran en su campo al equipo visitante.

Abad, que fue el mejor del equipo en los primeros 45 minutos, fue le encargado de ampliar la ventaja antes del descanso. Una jugada personal por banda izquierda de Javi Borrego, que puso un balón medido al segundo palo, lo remató el delantero gimnástico que puso el 2-0 en el marcador. La primera mitad fue un baño absoluto de los locales que no concedieron ni una sola ocasión al filial del Mirandés y que tuvo la posesión del balón en todo momento.
Tras el descanso, la tónica del partido no cambió y en el minuto 49 Asier puso el 3-0 en el marcador con un disparo medido y muy duro a la escuadra de la portería defendida por Alberto. Recibió en tres cuartos de campo, levanto la cabeza y no se lo pensó. Poco duró la alegría en el Municipal de la Albuera ya que en el minuto 53, Asier, que acababa de hacer gol, perdió un balón en la frontal de su área que fue recogido por Lucas. Con un potente tren inferior superó en carrera a Viti y batió a Christian metiendo el balón entre las piernas del portero (3-1).

A raíz del gol, el Mirandés B, que no tiró entre los tres palos hasta la segunda mitad, empezó a creer en sus posibilidades y el partido se igualó. La intensidad del encuentro decayó y el ritmo del juego cambió drásticamente. Lo mejor de los segundo 45 minutos fue la ovación que recibió Dani Abad cuando en el minuto 64 y con dos goles en su cuenta personal, el canterano del equipo segoviano se retiró del terreno de juego. Fue el mejor del encuentro y el partido le sirvió para reivindicarse después de la temporada pasada en la que pasó bastante desapercibido para su entrenador.

El partido se volvió monótono y aburrido y el marcador no se volvió a mover. La Segoviana aprovechó los tropiezos del Zamora que empató frente al Burgos Promesas y de la Arandina que cayó en su campo contra el Santa Marta de Tormes para recortar distancias y sumar los primeros tres puntos de la temporada y la primera victoria del año. Tras el encuentro, en rueda de prensa, Manu González valoró muy positivamente la victoria y el juego que mostró su equipo sobretodo en la primera mitad.”Esta es nuestra idea de juego y vamos a morir con ella porque creo que es la correcta”.