Los agentes de Policia detienen a ‘El Lagartijo’ en la calle Infanta Isabel. / EL ADELANTADO
Publicidad

Un juez ha ordenado el ingreso en prisión de ‘El Lagartijo’, responsable del asesinato que tuvo lugar en el barrio de San Millán en la noche del miércoles. El conocido delincuente con múltiples antecedentes penales fue detenido en la mañana de este viernes como supuesto autor de la muerte de otro hombre, de 37 años, apuñalado en el pecho con un cuchillo.

Según informan fuentes cercanas a la investigación, después de ser arrestado, el presunto agresor ha pasado a disposición del juez, quien ha decretado su ingreso en prisión, tras lo que el supuesto autor ha sido trasladado al centro penitenciario de Segovia. Su detención se produjo pasadas las 11:00 horas del viernes en la calle de la Infanta Isabel, ubicada a escasos metros de la Plaza Mayor, en pleno centro de la ciudad.

El presunto autor era buscado por la Policía desde la noche del miércoles, cuando se le identificó como el supuesto autor de un crimen que acabó con la vida de un hombre de 37 años, de nacionalidad española. Sobre las 21:30 horas, un testigo llamó a la Policía para avisar de que un hombre había clavado un cuchillo en el pecho a otro en una vieja vivienda abandonada ubicada en la calle Velódromo de Segovia.

Allí acudieron varios agentes, que practicaron maniobras de reanimación con un desfibrilador a la víctima y dieron aviso al servicio de emergencias 112 de Castilla y León, pero cuando los sanitarios llegaron sólo pudieron confirmar su fallecimiento. Desde entonces, las fuerzas de seguridad buscaron al supuesto autor, apodado ‘El Lagartijo’, y cuenta con múltiples antecedentes penales relacionados con el tráfico y consumo de estupefacientes, que le han llevado a ingresar en prisión en varias ocasiones.

Finalmente, durante la mañana de este viernes, varios agentes de la Policía Local han encontrado al sospechoso en la concurrida calle de la Infanta Isabel, a escasos metros de la Plaza Mayor, y han procedido a su detención. El presunto autor de la agresión fue trasladado primero a los calabozos de la Comisaría de la Policía Nacional de Segovia, después pasó a disposición judicial y finalmente ingresó en prisión.