El alcalde mayor, Hugo González Martín (tercero por la derecha), junto al resto de representantes de los barrios y la del Hogar Centro, en la Plaza Mayor. / Kamarero
Publicidad

En la Judería, en el patio de la Casa de Abraham Seneor, o también de Andrés Laguna, se celebró ayer por la tarde el acto de presentación del alcalde mayor de las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro, Hugo González Martín (San Marcos) y del resto de representantes de 18 barrios del municipio y del Hogar Centro de personas mayores.

Tras recorrer el corto trayecto entre la Casa Consistorial, en la Plaza Mayor, por la Calle Real hasta el viejo inmueble de la calle Judería Nueva, sede de la Concejalía de Cultura, entre otros espacios municipales, al son de la dulzaina y el tamboril, con el grupo musical de La Esteva, se llevo a cabo la presentación individual ante un auditorio de más de un centenar de personas, entre familiares y representantes de asociaciones vecinales.

Además de Hugo González Martín, que hace historia al ser el primer alcalde mayor de las fiestas de Segovia, desfilaron ataviadas con el traje tradicional Rosa Gaona Mosteiro, en representación del Hogar Centro, que en opinión de la presentadora del acto, Yolanda Fernández, “es símbolo de la continuidad entre generaciones”; Nerea Gómez Fernández, del barrio de Santo Tomás; Blanca Sánchez Arroyo (La Albuera), Julia Colomo Puente (Perogordo), Estefanía Montón Gallardo (San José), Carla Álvaro Suárez (Santa Eulalia), Andrea Blanco Durán (Cristo del Mercado), Virginia Mañas Bartolomé (Madrona), Aurora Navarro Casado (San Andrés), Lorena Pardo Bermejo (Zamarramala), Natalia Blanco Pérez Villamil (Nueva Segovia), Nella Rosa Burgos (El Salvador), Ana Aguado Santos (San Lorenzo), Nerea Docando Pacheco (Hontoria), Aitor Gómez Collado (Fuentemilanos), María García Gómez (Torredondo), Cristina Aragoneses Llorente (San Millán) y Paulina Pietrzyk (Santa Teresa-El Puente de Hierro).

La alcaldesa en funciones, Clara Luquero, que puso fin al acto con unas coplillas que ya son tradición, estuvo acompañada de parte de la corporación saliente y, antes de los versos, invitó a disfrutar de las fiestas desde el respeto a las personas y a los espacios públicos. Abundó después en ese aseaspecto, ya con rima: “Merecemos unas fiestas educadas, / sin engaños, /sin malos rollos, / con gracia, / con respeto y sin maltrato./ Seamos majas y majos, /como buenos segovianos.”

No pasó por alto la elección por el resto de representantes de un joven: “Alcalde mayor tenemos / y esto sí que es novedad / consecuencia, sin dudarlo/ de ese cambio y ese anhelo de igualdad / que llena todas las almas y alumbra nuestra ciudad/… Segovia está bien contenta /de que en fiesta y a diario/ sea la igualdad bandera / y el respeto, cotidiano”.