El autocine estuvo en marcha durante un fin de semana. / E. A.
Publicidad

3D Wire Fest y Weird Market han puesto el broche de oro a su 12ª edición con más de 47.500 visionados de toda su programación desde diversos continentes. Se ha tratado este año de una versión “híbrida” que ha entrelazado sus proyecciones presenciales en sala con aforo limitado y un autocine, en ambos casos en Segovia, con la parte de mercado constituida por una nutrida y amplia programación online.

En total esta edición ha contado con 59 presentaciones de proyectos, 12 conferencias, más de 800 entrevistas de recruitment y proyecciones privadas online para 55 programadores, distribuidores y compradores, un buen balance de este 2020. “Los datos avalan la solidez del evento y suponen una gran proyección global, llegando a audiencias que nunca antes se había conseguido por la limitación física” ha afirmado José Luis Farias, director de la cita.

Este evento referencia de la animación, videojuegos y new media, que tiene su sede en Segovia, ha conservado su esencia adaptándose a las actuales circunstancias sociosanitarias.

Con la parte de mercado virtual, Weird ha potenciado la interconexión digital de la industria gracias a sesiones privadas de 198 cortometrajes de 39 países diferentes para 55 programadores, distribuidores y compradores.

Igualmente se han llevado a cabo diversas jornadas de recruitment que han generado un total de más de 800 entrevistas entre múltiples perfiles profesionales para 12 compañías de primer nivel nacional e internacional (Skydance, Nu Boyana FX, Lightbox Animation Studios, Hampa Studio, 3 Doubles, Aupa Studio, Uniko, Ooolala, Mago Production, The Thinklab y Dragoia Media), una refrenda de la fortaleza del sector y las empresas que lo conforman.

Entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre se llevaron a cabo 12 conferencias y 59 presentaciones de proyectos en desarrollo de largometrajes, cortometrajes, series, webseries, transmedia, cómics y juegos de mesa. Las ponencias que se retrasmitieron a través de la página oficial de Facebook y que siguen disponibles en el canal oficial de Youtube. Participaron ponentes de 15 países de América, Asia y Europa. Entre los territorios donde mayor seguimiento tuvieron, se encuentran Argentina, Colombia, EEUU, México, Perú y Portugal, además de la masiva conexión desde España.

La parte física también ocupó un lugar destacado con diversas proyecciones de la sección oficial de cortometrajes desde La Cárcel Centro de Creación (con aforo limitado), así como un maratón de cortometrajes en el Palacio Quintanar.

Como novedad, un autocine desde la Plaza de Larra que permitía el visionado de 3D Wire Fest desde el vehículo. Toda una serie de acciones de respaldo al público local y al territorio, a las que también se sumó un concurso de gifs animados con lugares emblemáticos de la ciudad de Segovia como fondo.

La cita culminó con un palmarés donde se premiaron un total de nueve proyectos y seis cortometrajes a concurso de entre los 203 proyectos seleccionados para el catálogo y de las 43 producciones de 24 países que competían en el certamen cinematográfico.

Los galardones de la parte de mercado reconocieron al proyecto ‘Él corrió junto a su camarada‘ con el Premio Proyecto Corto Movistar+; mientras que RTVE eligió a Gylt como Mejor Videojuego, Relicta como Proyecto de Videojuego Más Innovador y Alt254 se llevó el premio a Videojuego Weird Plus, un reconocimiento de nueva creación.

En el apartado de webseries y con Átomo Network como principal colaborador, ‘Toque de quena (gente rota)’, ‘Mi p#%@ familia‘ y ‘L’amour a ses réseaux‘ fueron las elegidas; por su parte el mejor proyecto de serie de joven creador era para ‘Welcome to Fucking Rainbowland’.

Entre los cortometrajes: ‘Carne’ (Nacional) de Camila Kater, ‘Mascot’ (Internacional) de Leeha Kim y el islandés ‘Já-fólkið (Yes-People)’ (Europeo) de Gísli Darri Halldórsson fueron los distinguidos por parte del jurado; mientras que el público se decantó por ‘O Peculiar Crime do Estranho Sr. Jacinto‘ de Bruno Caetano (Internacional) y ‘Roberto’, opera prima de Carmen Córdoba (Nacional).

Un balance “muy positivo”, en palabras del director del evento, ante una edición con un “fuerte” reto organizativo. “Se ha sabido enfocar la programación desde diversos prismas para responder a la altura del sector y del público. La edición más Weird hasta el momento ha logrado reafirmarse en su posición referente como foco de talento para la industria” concluye Farias.