350 animales atendidos

El Centro de Recuperación de Animales Silvestres, dependiente de la Junta, liberó en el año 2010 un total de 155 ejemplares

14

El ‘hospital’ de los animales salvajes en Segovia [el Centro de Recuperación de Animales Silvestres] recibió a lo largo del año 2010 un total de 350 ejemplares, según los datos facilitados por el Servicio Territorial de Medio Ambiente, de quien depende dicho centro, ubicado de la finca “Los Lavaderos” (carretera de Arévalo 27). De esa cifra, 261 animales ingresaron vivos, llegando el resto tras su muerte.

De los ‘pacientes’ atendidos durante el año 2010, la gran mayoría (85%) fueron aves. En el 13% de los casos, se trató de mamíferos, y en el 2% restante, de reptiles.

Las cinco especies que protagonizaron mayor número de ingresos han sido busardo ratonero, cigüeña blanca, buitre leonado, cernícalo vulgar y milano negro. Entre los que llegaron ya cadáveres a la finca “Los Lavaderos”, sobresalen los buitres leonados, superando a otras especies especialmente castigadas por los atropellos, como son las garduñas y los tejones. Si el personal del CRAS sospecha de que un animal que ha ingresado cadáver fue envenenado, se procede a analizar sus restos.

En cuanto a las causas de ingreso en el CRAS, la primera son los accidentes, figurando en segundo lugar los atropellos y en tercero las caídas de los nidos.

Los animales ingresados reciben un tratamiento, hasta su total recuperación, momento en que se procede a su suelta. En 2010, un total de 155 ejemplares, pertenecientes a 44 especies fueron liberados. En ese listado, las especies que figuran en los tres primeros puestos son cigüeña común buitre leonado y busardo ratonero.

En “Los Lavaderos” hay buenos y malos ‘pacientes’. A decir de los técnicos de la Junta, buitres leonados y cigüeñas comunes son las especies que mejor se recuperan, puesto que su tasa de mortalidad durante su estancia en el CRAS resulta “muy baja”.

Protocolo.- El personal del Centro de Recuperación de Animales Silvestres cumple con un estricto protocolo de actuación. Si el animal ingresa cadáver, y se sospecha que fue envenenado, se procede al análisis de sus restos. Si el ejemplar está vivo, se avisa a un veterinario para que marque el tratamiento que debe llevar el animal. En el caso de las aves, que son mayoría en “Los Lavaderos”, inicialmente se llevan a pequeñas habitaciones, llamadas “mudas”, hasta que se recuperan de sus lesiones. Una vez curadas, pasan a los “voladeros”, donde pueden fortalecer su musculatura hasta que, una vez que están en condiciones de volver a su hábitat, se procede a su anillamiento. Finalmente, el personal del CRAS procede a la liberación de los animales, preferiblemente en el lugar donde fueron recogidos, para así facilitar una rápida aclimatación.

El ‘hospital’.- Abierto todo el año. El Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) permanece abierto todo el año. Su horario, en días laborables y festivos, es de 08,00 a 14,00 horas; los fines de semana, de 08,00 a 12,00 horas. Los interesados en llevar un animal silvestre pueden llamar al teléfono 618 73 55 68.