La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, visita las obras de la Residencia Mixta. / EL ADELANTADO
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, visita las obras de la Residencia Mixta. / EL ADELANTADO

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades continúa con la inversión de 15,1 millones de euros en las residencias Mixta y Asistida de Segovia para adaptarlas al nuevo modelo de atención residencial, más adaptado y funcional, basado en unidades de convivencia. La evolución de las obras en la Mixta fue comprobada de primera mano este lunes por la consejera del área, Isabel Blanco, que mostró su «satisfacción» por «el buen ritmo» de las mejoras. Blanco destacó que «en ningún momento hemos interrumpido nuestro compromiso de ejecución de las inversiones en centros de personas mayores, financiadas con cargo a los fondos europeos».

La consejera señaló además que las actuaciones previstas en los centros dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales, por un importe cercano a los 100 millones, abarcan tanto la construcción de nuevos centros como la mejora, modernización y equipamiento de los ya existentes, financiadas gran parte de ellas con cargo a los Fondos Europeos de Resiliencia, REACT EU o PIREP. En este sentido, afirmó que, en el momento actual, el 100% de las 15 actuaciones en residencias de personas mayores financiadas con cargo a estos fondos están ya iniciadas, ya sea en proceso de licitación de proyectos o de contratación de obra.

Obras en la Mixta

Las obras de mejora y reconversión que se están realizando actualmente en la Residencia Mixta, que cuentan con un presupuesto previsto de 5,3 millones, incrementarán en 60 el número de plazas para personas dependientes y permitirán la implantación de cuatro unidades de convivencia, así como mejorar otras estancias comunes.

Estas intervenciones se iniciaron a finales de octubre de 2021 con un plazo de ejecución estimado de dos años en distintas etapas, y no se ha dejado de prestar los servicios a las personas mayores en ningún momento. «Para que las obras no interfieran en el día a día de los residentes, la ejecución de los trabajos se desarrollará en dos fases: la primera finalizará en octubre de este año y la intención es adelantar lo máximo posible el inicio de la segunda para poder acabar la obra cuanto antes», explicó Blanco.

El proyecto integral de reforma de la Residencia Mixta de Segovia afectará principalmente a las plantas primera y segunda. En la primera, se crearán dos unidades de convivencia –una con capacidad para 16 residentes y otra para doce– y se integrarán el área asistencial y de enfermería. En la segunda planta se habilitarán otras dos unidades de convivencia, cada una con espacio para 16 personas.

Las unidades de convivencia se conciben como pequeños hogares dentro de los centros residenciales. Son espacios similares a los domésticos, pensados para favorecer que el usuario siga manteniendo su intimidad y el control de su vida y se encuentre como en su propia casa. En el caso de la residencia segoviana, estos módulos estarán compuestos por las habitaciones, una sala de estar-comedor con oficio y con una dependencia para el personal y un baño apto para camillas.

En la planta semisótano se reorganiza la unidad de estancias diurnas, mejorando los espacios y dotándola con dos unidades de 16 plazas cada una. Además, se remodelará la zona de vestuarios y la antigua zona de fisioterapia.

Asimismo, está prevista una intervención en la planta baja que implicará el remozado de la zona de administración, vestíbulo, comedor y centro social y la finalización de la sustitución de las cubiertas, iniciada en una fase anterior de obras. La rehabilitación también conllevará la sustitución de ascensores en el conjunto del complejo por razones de funcionalidad y seguridad. El objetivo final de las obras, que afectan a una superficie de más de 4.100 metros cuadrados, es que todos los espacios puedan ser usados con comodidad y funcionalidad por las personas dependientes.

Una vez culminada esta intervención, se continuará con la implantación progresiva de nuevas unidades de convivencia en las plantas tercera y cuarta donde se ubican las 84 plazas para personas dependientes que ya fueron objeto de reconversión. La pretensión de futuro es que todo el centro funcione bajo el nuevo modelo de atención residencial con unidades de convivencia.

9,8 millones para mejorar la Asistida

En su visita, la consejera anunció que las obras de la Residencia Asistida están «en proceso de licitación». De los 9,8 millones de inversión previstos, ocho están destinados a la reforma de los comedores de planta y a una intervención integral de mejora del edificio que afectará a la fachada, carpinterías y a la cubierta.

Además, en paralelo se remodelará el centro para la implantación de cuatro unidades de convivencia en el ala suroeste de las plantas primera a cuarta, con una financiación estimada de casi dos millones y un plazo de ejecución de 18 meses. Una obra que está previsto que se ejecute en dos fases.

Finalmente, Blanco comunicó que, una vez que acaben estas actuaciones, «está previsto continuar el proceso de remodelación y adaptación de la estructura de la Residencia Asistida para que también este centro funcione íntegramente bajo el nuevo modelo de atención residencial».