Imagen de archivo de la presentación de nuevos equipos de radiodiagnósticos, como TAC. / KAMARERO
Publicidad

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia ha incrementado la plantilla del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital General con la incorporación de cuatro especialistas durante el último trimestre de 2019.
El refuerzo de plantilla llega después de que el pasado verano el Servicio viviera una situación crítica, ya que en el mes de julio se quedó al cincuenta por ciento de la plantilla establecida, agudizando el déficit crónico de especialistas que arrastra desde hace varios años. Ante las dificultades que se estaban viviendo y que repercutían en los pacientes ya que se prolongaba durante meses el tiempo de espera para la realización de pruebas diagnósticas, los responsables sanitarios adoptaron medidas urgentes.

En una nota de prensa remitida ayer, la Gerencia explica que durante el verano de 2019 se hizo “necesaria la contratación de especialistas de otras provincias de Castilla y León para atender, de forma temporal, la asistencia urgente; cubriendo así de manera adecuada las exploraciones a pacientes ingresados, preferentes u oncológicos”. Aún este invierno sigue viniendo cuatro días a la semana un radiólogo del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, según ha podido saber esta redacción.

Desde finales de 2019 y con el objetivo de completar el equipo, se ha producido una mejora en la plantilla de especialistas en radiodiagnóstico, explica la Gerencia sanitaria . En la actualidad, el Hospital cuenta con trece radiólogos, doce a jornada completa y uno a jornada parcial y “se esperan nuevas contrataciones a partir del próximo mes de marzo, —añade la Gerencia—hasta completar finalmente la plantilla orgánica de 16 radiólogos”. Además, el Servicio de Radiodiagnóstico cuenta con siete enfermeras, 29 técnicos de rayos y ocho celadores.

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia reconoce que la escasez de este tipo de profesionales es un problema de ámbito nacional, pero sostiene que tras las mejoras introducidas recientemente en el Servicio de Radiodiagnóstico está “asegura la calidad y la adecuada realización de las pruebas de imagen médica a sus pacientes”.

El refuerzo de profesionales, si bien no llega a cubrir la platilla total sí está permitiendo “abrir agendas” para dar más citas y recortar la lista de espera que se acumulaba para las pruebas diagnósticas, según informan fuentes del centro a esta redacción. La medida está teniendo un efecto directo en las tomografías (TAC) y en las ecografías, ya que se están haciendo más en menos tiempo, y se nota menos en la lista de espera de los pacientes pendientes de un examen de resonancia. En este caso, las dificultades vienen de que la máquina con la que se hace esta prueba sufre frecuentes averías, debido a su antigüedad (2007) y obsolescencia tecnológica. Los profesionales del servicio tienen buenas perspectivas y confían en que este año pueda renovarse el equipo de resonancias.