Un momento del pleno celebrado el viernes. /E.A.
Publicidad

La Diputación de Segovia continúa tomando diferentes medidas que ayuden a estar preparados ante la situación extraordinaria que se está viviendo con la crisis sanitaria del Covid-19. Una situación que está afectando a todos los estamentos de la institución provincial, pero sobre todo en la vida diaria de los cuatro centros residenciales que dependen de la Diputación: el CSS La Fuencisla, el CAMP El Sotillo, la Residencia de Mayores La Alameda y el Centro Juan Pablo II.

Las medidas de seguridad que hay que guardar en estos centros en los que viven personas mayores consideradas población diana es importante, por eso cubrir las necesidades de suministro para los trabajadores es una de las prioridades de la corporación provincial en estos momentos. Para ello, se ha habilitado un fondo de contingencia de 100.000 euros, ratificado el viernespor unanimidad en el pleno extraordinario y urgente del mes de marzo, a cargo de los remanentes de Tesorería y recogido en la modificación presupuestaria de 2.303.000 euros.

En este sentido y, para facilitar aún más la adquisición de este material de seguridad, se procederá de modo excepcional, anulándose los expedientes de contratación para  comprar estos equipos, siendo suficiente un decreto de la Presidencia.