Un momento de la presentación del programa en la Casa del Sello. / KAMARERO
Un momento de la presentación del programa en la Casa del Sello. / KAMARERO
Publicidad

La segunda edición de ‘Un verano de cine’ vuelve a presentar una cartelera que combina el séptimo arte con sus bandas sonoras. Esta iniciativa pretende hacer llegar la emoción de las pantallas a aquellas localidades de la provincia que no cuentan con salas estables de proyecciones. La Diputación llevará a cabo en plazas y espacios al aire libre adecuados de un total de 32 municipios una serie de proyecciones y otra serie de conciertos, cuyo repertorio estará compuesto de música de bandas sonoras de películas.
El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, y la diputada de Cultura, Sara Dueñas, presentaron ayer el programa de ‘Un verano de cine’, que comienza mañana sábado 7 de julio en Otero de Herreros, con la proyección de ‘La vida de Calabacín’ y concluirá en Zarzuela del Pinar el 31 de agosto con el concierto de El Hot Club de San Marcos. Ésta, será junto a 32-20 Blues Duo, Duo Arezzo, Audite, Alborada Musical de Cantalejo, la Banda Municipal de Carbonero el Mayor y La Familia Monster, una de las formaciones musicales —todas ellas originarias de la provincia— que completarán una cartelera en la que figuran filmes de animación como ‘Astérix. La residencia de los Dioses’, ‘Tadeo Jones 2. El secreto del rey Midas’ o ‘El Principito’. También hay comedias como ‘Abracadabra’, ‘Dios mío, pero qué te hemos hecho’, ‘Villaviciosa de al lado’ o ‘Nuestro último verano en Escocia’, todas ellas producciones europeas o iberoamericanas, tal y como figuraba como requisito en las bases de la iniciativa.
En total, serán 14 los recitales que se llevarán a cabo en las localidades de Encinillas, Grajera, Turégano, Anaya, Fuenterrebollo, Cantalejo, Navalmanzano, Migueláñez, Aldealengua de Santa María, Adrados, Navas de Riofrío, Navares de Enmedio y Zarzuela del Pinar, en los que sonarán melodías de compositores tan reconocidos como John Wiliams, Ennio Morricone, Hanz Zimmer, James Horner, Nino Rota o Henry Mancini, mientras que la cifra de proyecciones que tres empresas diferentes llevarán a cabo en plazas, explanadas, frontones o campos de fútbol, será de 18.
Francisco Vázquez explicó en rueda de prensa que ‘Un verano de cine’ es también una actividad de convivencia destinada a todas las generaciones de las familias que combina, además, distintos aspectos del arte; como la propia música, la fotografía o incluso la literatura, a través de los guiones. El presidente apuntó que la afición por el cine no sólo constituye un simple entretenimiento, sino también una manera de desarrollar en las personas aspectos como la sensibilidad, la creatividad, la imaginación o la formación de una opinión crítica a través de la reflexión.
Los segovianos de distintos puntos de la provincia ya acogieron con los ojos y los oídos bien abiertos tanto las proyecciones como los conciertos de la primera edición de ‘Un verano de cine’, por lo que durante los meses de julio y agosto en los días de película o de recital no será extraño encontrar las calles de los pueblos vacías y una gran aglomeración de personas expectantes en torno a un único punto de luz o de sonido.