Villacastín celebra su primera Feria de Caza

Este pasado fin de semana, Villacastín se convirtió en el centro de atención para los amantes de la caza con la celebración de su primera feria dedicada a esta actividad.

Organizada por los concejales del municipio y con el beneplácito del alcalde, la feria contó con la valiosa ayuda de los rehaleros locales, quienes contribuyeron a hacer de este evento un éxito rotundo.

El evento atrajo a una gran cantidad de visitantes de todas las regiones de España, que acudieron para disfrutar de un variado programa de actividades y para admirar las rehalas traídas de diferentes puntos del país, así como las del propio municipio.

Para la organización de esta feria, debido a las inclemencias del tiempo, el recinto ferial fue recubierto con gravilla para mejorar el suelo.

Sábado
La feria, que se esperaba tuviera una gran afluencia de público, no decepcionó, y Villacastín se llenó de aficionados y curiosos dispuestos a celebrar la caza y sus tradiciones.

El sábado 25 de mayo, las actividades comenzaron a las 9:00 de la mañana con la inscripción de manetos y podencos en la Plaza de Toros de Villacastín.

Este fue el preámbulo del concurso monográfico de estas razas, que inició a las 10:30.

Durante el concurso, se realizó un detallado análisis morfológico y de belleza de los perros, resaltando la calidad y el esmero en la crianza de los ejemplares participantes.
A las 12:00 tuvo lugar uno de los momentos más esperados: la inauguración oficial del recinto ferial.

El alcalde, acompañado por la banda municipal, realizó una subida desde la plaza hasta el recinto ferial, donde se llevó a cabo una visita a los espacios reservados para las rehalas.

Esta exposición permitió a los visitantes conocer de cerca a los perros de caza y dialogar con los rehaleros sobre sus experiencias y técnicas.

La jornada continuó con una comida popular a las 14:30, en la que por un donativo de 2 euros, los asistentes pudieron disfrutar de un ambiente festivo y de camaradería.

Por la tarde, a las 18:30, se ofreció una clase práctica de carabina a cargo de la armería La Gacela de Ávila, en el frontón del municipio.

Esta actividad atrajo a numerosos jóvenes y aficionados al tiro, quienes aprovecharon la oportunidad para mejorar sus habilidades bajo la guía de expertos.

Para cerrar el día, a las 19:30, un grupo flamenco deleitó a los presentes con una actuación vibrante, añadiendo un toque cultural y festivo al evento.

Domingo
El domingo 26 de mayo, la feria continuó con una clase de tiro con arco a las 11:00 en el frontón, una actividad que combinó destreza y concentración, dirigida tanto a principiantes como a tiradores experimentados.

Posteriormente, a las 12:30, se llevó a cabo una charla práctica sobre la raza San Uberta, en la cual se abordaron las características y cuidados de estos perros de caza, destacando su importancia y habilidades en el campo.

Finalmente, la feria concluyó a las 14:30 con el cierre del recinto ferial.

Los organizadores expresaron su satisfacción por el éxito del evento, que no solo atrajo a una gran cantidad de visitantes, sino que también fortaleció los lazos entre los cazadores y la comunidad local.

La Primera Feria de Caza de Villacastín se ha consolidado como un evento destacado en el calendario de ferias de caza, prometiendo futuras ediciones aún más exitosas.

Y ADEMÁS...
NOTICIAS

Tres rutas de tapas por Segovia y provincia

La Ruta del Día Mundial de la Tapa se celebra del 14 al 16 de junio por Segovia y provincia, la de las Fiestas de San Juan y San Pedro del 21 al 30 de junio y la Noche de Luna Llena en Segovia capital el 13 de julio

La estación ‘Segovia-Guiomar’ estrena nuevos aparcamientos para bicis y patinetes

Están operativos las 24 horas del día con diferentes tramos de tarifas

Más de 10.000 vehículos están sin ITV en vigor en la provincia

Las localidades segovianas con más vehículos sin la ITV en vigor son Segovia, con 2.202 vehículos, Cuéllar, con 660, y El Espinar con 597

San Quirce alerta del “vaciamiento” de la Ciudad Vieja

Los académicos denuncian la "progresiva merma" en las condiciones de habitabilidad