Publicidad

El Club Triatlón Cuéllar ha iniciado el curso de la mejor manera posible: cosechando éxitos desde este pasado fin de semana, en el Duatlón del Pinar de Antequera, en Valladolid. Con una amplísima representación en categorías inferiores, los atletas cuellaranos demostraron que los entrenamientos ya están dando frutos. Muchos pequeños debutaron en esta competición y los más veteranos volvieron a alcanzar el podio como es costumbre. Lo que sí dejan claro es que, como dice su lema, van “a pasárselo bien”,  y siguen entrenando para mejorar. Este curso cuentan con unos cuarenta atletas que se entrenan duro cada semana, tanto a pie como en bicicleta o a nado, en la piscina climatizada de Cuéllar. El objetivo es disfrutar, pero de estos entrenamientos han salido atletas como Marina Muñoz, que este fin de semana se quedaba a tan solo un puesto -tres segundos- de la final en el ProTour de la Federación Española de Triatlón celebrado en Pontevedra, donde se midió con lo mejor del país y demostró que está en la élite.