José Manuel Martín presenta hoy su novela en La Granja y mañana en Valsaín.
José Manuel Martín presenta hoy su novela en La Granja y mañana en Valsaín. / E. A.
Publicidad

Nikmar es un investigador privado, con un toque excéntrico, que investiga la desaparición de un matrimonio de avanzada edad, de su empleada, Carlota, y el suicidio posterior del hijo de la pareja, Teodore. Este es el primer caso de Nikmar, pero no será el último.

Y es que, este investigador, es el protagonista de ‘Al principio o al final de la escalera’, una novela policíaca escrita por un vecino de Valsaín, José Manuel Martín, que esta tarde presenta su obra en La Granja y mañana en su pueblo.

“Se trata de un triller policíaco con matices psicológicos, criminólogos con un toque paranormal”, explica el autor, quien también desvela que los acontecimientos “suceden en una casa que siglos atrás había sido un castillo donde habían quemado a una mujer acusada de brujería”.

Con ese toque de misterio y de aventura arranca la segunda novela de Martín, que da un paso más allá y explica de la trama que
“en la casa vive ahora una familia con una niña de seis años”, con ciertos ‘poderes’ extrasensoriales.

“Hasta ahí puedo leer”, asegura el autor de la obra, que emplaza a los vecinos a que acudan a las presentaciones de su libro. La de esta tarde tendrá lugar en el salón de actos del Ayuntamiento desde las 19 horas. El alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, será el encargado de realizar la presentación del libro y del autor. En el caso de Valsaín, la cita tendrá lugar mañana sábado, 10 de febrero, a las 13 horas, en el centro de jubilados del municipio.

Este libro, descrito por el autor como “un cuento largo, desarrollando personajes e ideas paralelas” está pensado para realizar una saga, que, según reconoce Martín. “Quiero que sea un serial de novelas con un mismo protagonista, Nikmar”, quien asegura que “no quiero sólo crear un personaje, sino que quiero darle varios casos para resolver”.

Trayectoria

José Manuel Martín trabaja en el Archivo Militar de Segovia y comenzó a escribiendo cuentos por hobbie. Con tan sólo 10 años escribió el primero de ellos, aunque nunca llegó a terminarlo. Años después, en el año 2003 ganó el ‘Concurso local de cuentos de La Granja’ y, tras obtener distintos galardones y accésit, y, dándose cuenta, según reconoce él mismo que su “imaginación y creatividad son mis grandes virtudes”, decidió emplear en su hobbie más dedicación.

Con su primera novela ‘La balada de Natacha’, una novela que está ambientada en la vida de su pueblo, Valsaín, ya obtuvo mucho éxito y fue una “experiencia muy grata”, por lo que se ha embarcado en una segunda obra.