Varios individuos son sorprendidos cuando intentaban robar en la ermita

Salieron huyendo al comprobar la presencia de una vecina que paseaba por la zona. El hecho ha sido denunciado ante la Guardia Civil

8

La Asociación Virgen de las Vegas de Los Huertos ha denunciado ante la Guardia Civil los destrozos ocasionados hace una semana en la puerta de entrada a la ermita de la Virgen de Las Vegas, situada a un kilómetro de la localidad. De los hechos se percató, una vecina cuando iba con sus hijos de paseo, y al llegar a la ermita vio a varios individuos salir de la misma corriendo hacia las tierras próximas, señalaron fuentes vecinales.

De la misma manera, relatan como “otra pareja del pueblo, llegó poco después y dio aviso en el pueblo, por lo que seguidamente fueron varias personas a ver qué había ocurrido”. Una vez allí, felizmente “se pudo comprobar que aparentemente no faltaba nada, procediendo a trasladar la imagen de la Virgen en una furgoneta hasta el pueblo, así como todo lo que había de valor, y cerraron con un candado y una cadena la puerta”, añaden.

Hay que destacar, según subrayan las mismas fuentes, “que los individuos sí que llegaron a entrar en el interior; antes, rompieron la puerta y la cerradura a base de pedradas que cogieron por allí”.

Desde la asociación suponen que “no querían hacer nada en concreto, sino ver lo que había y si había algo de dinero…, porque a la entrada había una desbrozadora y no se la llevaron”. Al día siguiente desde el colectivo que representa a más de cincuenta cofrades, “se arregló el destrozo de la puerta y la cerradura para garantizar su cierre, y después se volvió a dejar la Virgen en su ermita, así como todo lo que se trasladó”, explican.

Por su parte, la Guardia Civil, realizó fotografías de la puerta afectada, así como tomó testimonio a las personas que sorprendieron a los presuntos delincuentes, para formalizar el atestado.

La ermita de las Vegas se sitúa un bonito paraje, próximo a la desembocadura del arroyo San Medel y el río Eresma. En los últimos años, el trasiego por el camino que une el templo con el pueblo ha aumentado considerablemente, al ser paso de la ruta madrileña del Camino de Santiago, y además, tener a unos metros la Vía Verde. Un bonito porche de piedra caliza y madera, con una puerta metálica, permanecen abiertos permanentemente, para refugio de caminantes y el descanso vocacional de vecinos y devotos, y seguidamente se sitúa la puerta afectada.

Inevitablemente a muchos de los vecinos de la localidad se les ha venido a la cabeza el trágico suceso ocasionado en el año 1983, cuando unos ladrones sustrajeron la talla original de la Virgen, fechada en el siglo XVI. Afortunadamente, todo ha quedado en un buen susto.